Ir a contenido

INTERNET DE LAS COSAS

Cuatro medidas analógicas y una 'smart' para que no te roben el coche

No aparcar en el mismo sitio, evitar descuidos, no usar el mando a distancia en sitios concurridos o grabar la matrícula permite reducir el riesgo de robo. Pero las nuevas tecnologías aportan soluciones aún más eficaces

Cuatro medidas analógicas y una 'smart' para que no te roben el coche

Podría parecer que los conductores que más tienen que sufrir por si les roban el coche son aquellos que van al volante de vehículos de alta gama, pero los datos indica que es todo lo contrario: los ladrones prefieren modelos urbanos de nivel medio. ¿La razón? Son mucho más fácil de vender en otros mercados, especialmente de Europa del Este o el norte de África.

Por lo tanto, la gran mayoría de propietarios de un coche se enfrentan a la posibilidad de que sea substraído. De hecho, en España se robaron el año pasado más de 43.000 coches, una cifra considerable si bien hay motivos para ser optimistas: en el 2007 se produjeron hasta 100.000 robos. Es decir, que en apenas una década se han reducido a más de la mitad.  

De todos modos, no está de más tomar algunas simples precauciones, que van desde opciones más analógicas hasta otras que se basan en las últimas tecnologías y permiten conectar coche y móvil, para configurar todo un vehículo ‘smart’. Estas son cinco ideas ‘antiladrones’.

-Prestar atención. Las prisas y el ritmo de vida actual hacen que nos olvidemos de cosas básicas, por ejemplo, de cerrar el coche con llave. Por suerte, la mayoría de modelos ya incorporan el cierre automático, así que se reducen en gran medida los efectos de los descuidos. Pero sí que se siguen dejando objetos a la vista, que pueden llamar la atención del ladrón, que ve la oportunidad de obtener un 2x1. Carteras, chaquetas, móviles, bolsas de tiendas de moda… Nada de esto puede quedar a la vista, ni siquiera en estacionamientos breves.

-No repetir patrones. Si se suele estacionar en la calle, es buena idea no dejar siempre el coche en el mismo lugar, especialmente si no se va a usar durante una temporada larga, para no dar información extra a los ladrones. En un aparcamiento público, mejor dejarlo en una zona iluminada y cerca de la garita del viajante (o con un buen ángulo de visión para las cámaras de seguridad). Tampoco hay que dejar nunca el tíquet del párking dentro del coche, porque se facilitarían las cosas al ladrón a la hora de salir.

-Mejor con llave. Todo el mundo usa actualmente el mando a distancia para cerrar el coche, aunque hay que tomar algunas precauciones cuando se aparca en un lugar muy concurrido, como conciertos, zonas comerciales, partidos de fútbol, aeropuertos… La razón es que los grupos organizados ya no usan los tradicionales rompebombines o ganzúas, sino que disponen de escáners de autofrecuencia que descifran el código del mando.

-Marcar el coche. Existe la opción de grabar en las lunas del coche el número del bastidor y la matrícula del coche. De esta manera, el vehículo pierde atractivo ante los ladrones, ya que no solo tendrán que falsificar la matrícula y borrar el número de bastidor, sino que encima tendrán que cambiar todas las lunas del vehículo a la hora de falsificar los papeles y el contrato de compra-venta. También se pueden bloquear las ruedas mediante tornillos antirrobo.

-Convertir tu coche en ‘smart’. No hace falta comprarse un coche de ultimísimo modelo para tener un vehículo inteligente. Es mucho más sencillo, gracias a aplicaciones como V-Auto by Vodafone, que al conectarse con la V-Sim permite transformar cualquier coche en ‘smart’ (es válido para modelos a partir del 2003). De esta manera, la ‘app’ muestra en todo momento en qué lugar se encuentra el coche, tanto si está aparcado o en movimiento, por lo que la policía podrá localizar al instante el paradero de ese coche para recuperarlo.

V-Auto también incluye una funcionalidad de Llamada SOS, que detecta si el vehículo ha tenido algún problema o incidente y lanza un aviso aun centro de emergencia, cuyos agentes se pondrán en contacto con el usuario para comprobar que todo va bien. La aplicación, además, almacena toda la información de viajes anteriores, rutas, combustible gastado… Solo hay que bajarse la aplicación y contratar una subscripción mensual (79,90 euros y luego 7 euros al mes).

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.