Ir a contenido

ECOEMBES

El reciclaje fuera del hogar, un paso más hacia la economía circular

Ecoembes lleva a cabo proyectos de concienciación en festivales o actos deportivos

ALBERTO GONZÁLEZ / El Periódico

Concierto en la última edición del festival Primavera Sound.

Concierto en la última edición del festival Primavera Sound. / FERRAN SENDRA

El cuidado del medioambiente depende de los pequeños gestos que cada uno de nosotros seamos capaces de hacer a diario, en todos los ámbitos de nuestra vida. Empezando, lógicamente, por el propio hogar, pero continuando por nuestro trabajo o los espacios de ocio, entre otros.

Uno de los entornos donde urge aumentar la concienciación –por el volumen de residuos que se generan– es en el canal Horeca (hoteles, restaurantes y servicios de cátering). En este sentido, Ecoembes (organización medioambiental si ánimo de lucro que promueve la sostenibilidad a través del reciclaje de envases en España) ha puesto en marcha varios proyectos, en Salamanca y en Cáceres, en colaboración con la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca y el Ayuntamiento de Cáceres, respectivamente. En ambos casos, la acción ha incluido desde visitas a locales para informar sobre cómo mejorar el proceso de reciclaje, a la formación de los profesionales de dichos establecimientos o la entrega de materiales de consulta.

ENTORNOS DEPORTIVOS

Algunas empresas (como Seat), grandes infraestructuras (como el Aeropuerto de El Prat), puertos o centros comerciales también están trabajando de forma eficaz en la minimización y la correcta gestión de sus residuos, en colaboración con Ecoembes. Sucede lo mismo en el ámbito deportivo, donde destaca el trabajo realizado en el Circuit de Catalunya o el Camp Nou.

Asmismo, a finales del año pasado, Ecoembes también se unió al club deportivo EcoDeporte en la organización del segundo EcoTrail en España, evento deportivo que tenía como objetivo velar por el cuidado del entorno natural por el que transcurría. La carrera tuvo lugar el 11 de noviembre y recorrió diferentes parajes naturales de la zona norte de la Comunidad de Madrid a través de siete modalidades. Previamente, Ecoembes proporcionó material para que la organización llevase a cabo batidas de limpieza en las distintas rutas.

El día del evento, la organización medioambiental distribuyó a los corredores una bolsa que incluía un mosquetón para que se utilizaría para conservar los desperdicios que generados durante la carrera. La bolsa también incluía una serie de vasos reutilizables que sustituyeron a las tradicionales botellas de agua. Asimismo, se instalaron puntos de reciclaje a lo largo de todo el recorrido para que los participantes pudieran depositar sus residuos en puntos habilitados para tal efecto.

Otra original acción tuvo lugar en el partido de fútbol que enfrentó al Atlético de Madrid y al Real Sociedad a comienzos de diciembre. Allí hicieron acto de presencia los Guardianes del Reciclaje, los superhéroes de Ecoembes que animaron a los asistentes de la FanZone a disfrutar del encuentro de una forma respetuosa con el medioambiente, concienciándoles sobre la problemática del abandono de residuos (conocida como 'littering').

RUTA ECOFESTIVALERA

Reciclaman y Reciclawoman también han participado en otros entornos de ocio donde existe el peligro de que se reciclen residuos de forma incorrecta. Así, los superhéroes del reciclaje de Ecoembes visitaron una decena de festivales de música durante el año pasado, como el Cruïlla, el Primavera Sound o el Sónar (Barcelona), Alrumbo (Cádiz); Arenal Sound, FIB y Rototom Sunsplash (Castellón); o el Vigo SeaFest, donde recorrieron el recinto equipados con mochilas-contenedores y acompañados de un comando de apoyo, que les ayudó en su labor de concienciación y fomento del reciclaje entre los asistentes.

Aprovechando la ruta ecofestivalera, los Guardianes del Reciclaje también recalaron en el Granada Sound, donde propusieron a los asistentes participar en uno de los juegos de mayor éxito del año pasado, el Bottle Flip Challenge, que consiste en lanzar al aire botellas medio llenas y lograr que aterricen de pie. Sin embargo, este era solo un pretexto para concienciar a los jóvenes sobre la importancia de separar correctamente sus residuos. En esta ocasión se montaron cuatro hinchables de gran tamaño y dos círculos –uno amarillo y otro azul, coincidiendo con los contenedores de plástico y papel– donde los que los participantes tenían que encajar sus envases.

ALTA MONTAÑA

La economía circular llega incluso a las cotas más altas, como por ejemplo a Boí Taüll, la primera estación de esquí española que cuenta con recogida selectiva completa, mediante contenedores amarillos (para el plástico y los envases), azul (para el papel), verde (para el cristal) y naranja (para el orgánico), así como contenedores para la fracción resto.

Asimismo, esta filosofía se ha hecho extensible a toda la comarca del Alta Ribagorça, donde se ha presentado el proyecto Compromís pel Reciclatge a un total de 74 establecimientos hoteleros y de restauración, para que se comprometan con la recogida de residuos (tienen, por ejemplo, unas hojas de seguimiento donde el personal de cocina anota el número de envases ligeros que retira diariamente).

0 Comentarios
cargando