Ir a contenido

Mara Dierssen, neurobióloga: "Los que vengan al concierto serán mecenas de la ciencia"

Un grupo de rock, en el que canta una científica, actúa en Luz de Gas para recaudar fondos para el síndrome de Down

Óscar Hernández

Pasión por su trabajo y por la gente transmite Mara Dierssen (Santander, 1961), neurobióloga y jefa del Grupo de Neurobiología Celular y de Sistemas del Centro de Regulación Genómica de Barcelona, junto al Hospital del Mar. Rodeada de tubos de ensayo, esta científica no deja de sonreír emocionada al hablar de sus trabajos sobre el síndrome de Down. Y seguirá haciéndolo este viernes 2 por la noche cuando suba al escenario de Luz de Gas (Muntaner, 246 a las 21.00 horas) con su grupo From Lost to the River y cante temas rockeros para recaudar dinero para la ciencia.

-Del laboratorio al escenario.

-La idea del concierto es trasladar al ciudadano nuestras investigaciones, que conozcan los proyectos que hacemos. En Luz de Gas habrá varios investigadores y explicaremos muchas cosas sobre el cerebro y nuestro trabajo sobre el síndrome de Down, en concreto sobre las bases moleculares del aprendizaje y la memoria, que llevamos investigando más de 20 años.

-Las entradas cuestan 10 euros.

-Siete euros en Atrápalo. Los asistentes al concierto se convertirán así en mecenas de la ciencia. Pero además la fiesta sirve para que la gente sepa que nuestro proyecto científico tiene valor para la sociedad. También queremos despertar la curiosidad y el interés por lo que hacemos. Y divulgar que las personas con discapacidad intelectual no son discapacitadas sino que tienen otras capacidades de las que todos podemos aprender muchísimo.

-¿Quiénes forman From Lost to the River? Curioso nombre por cierto.

-El grupo cambia de integrantes. Ahora somos un doctorando, un abogado, un ingeniero de sonido y un profesor de música interesado en la ciencia. Y yo, la vocalista. En Luz de Gas también habrá investigadores,  y chicos y chicas con síndrome de Down y sus familias. Al final acaban todos abrazados. Todo ayuda a generar compromiso social. Los científicos tenemos que pensar en las personas que hay detrás de los tubos de ensayo.

-Y lo de perdidos al río...

-Porque a veces tenemos que lanzarnos a hacer cosas con pocos recursos. Tienes la sensación de que la ciencia es la hermana pobre y por eso tradujimos esa expresión del español al inglés de forma burda para nombrar a la banda.

-¿Cuánto cuesta la investigación que financiarán con el concierto?

-Es un estudio pediátrico que vale 300.000 euros. También contamos con iniciativas de padres y una financiación de Mutua Madrileña.