CIUTAT VELLA

Escenas en la intimidad

'Micro Impro Teatro' monta sesiones de improvisación en el cubículo de una librería

Improvisación 8 Miniactuación en la librería Sons of Gutenberg.

Improvisación 8 Miniactuación en la librería Sons of Gutenberg. / JULIO CARBÓ

2
Se lee en minutos
SÍLVIA ALBERICH / BARCELONA

Callejeando por el Raval se llega a Sons of Gutenberg (Ferlandina, 32), pequeña y curiosa librería que alberga en su interior joyas literarias poco conocidas, la mayoría de segunda mano. "Tenemos obras de pequeñas editoriales y autores noveles que no sueles encontrar en otros sitios", destaca Adrià Rodríguez, librero.

Dentro del local hay unas escaleras que llevan a la planta superior, un espacio de apenas diez metros cuadrados donde un viernes por la noche al mes tiene lugar Micro Impro Teatro, un espectáculo de improvisación compuesto por sesiones de 15 minutos, el mismo número de personas que caben en el cubículo. "Son actuaciones frescas y dinámicas que ofrecen variedad", explica Nicolás Acevedo, profesor de improvisación teatral y coordinador del espectáculo.

Público interactivo

Empieza la primera. "1, 2, 3... ¡impro!", pronuncia uno de los actores, dando el pistoletazo de salida a una actuación sin guiones en la que el público interactúa en todo momento. Uno de los asistentes pronuncia en voz alta una letra, de la que surge espontáneamente una palabra, que marca el inicio de una historia inédita y sorprendente donde el ingenio y la capacidad de improvisación son clave.

También lo son los asistentes, que previamente han escrito en un papel una frase propia o sacada de un libro que los actores usan de forma espontánea en su actuación.

Pasan 15 minutos, se despiden, el público se levanta, baja las escaleras y deja paso a una nueva tanda de asistentes y de intérpretes. Y así, durante una hora y media, que es lo que dura Micro Impro Teatro, que ya lleva tres ediciones y cuyo pase es la compra de cualquier libro. "La idea es que la gente consuma libros de segunda mano y echar un cable a los libreros, un gremio bastante sufrido", destaca Acevedo.

Noticias relacionadas

En las actuaciones se mezclan, de forma natural y armónica, actores aficionados con otros que llevan años en la improvisación. La mayoría se conoce, directamente, sobre el escenario, como sucedió con Asier Suescun, un periodista de 30 años que lleva dos en este mundillo, y Carla López, profesora de música de 28 que descubrió hace cuatro meses esta disciplina, a la que ya se siente atada. "Si empiezas, te enganchas y aprendes muchas cosas, entre ellas, a superar miedos y escuchar", explica López, que recibe clases de improvisación, como Asier y la mayoría de los actores.

"Es distinto, original, y sorprende la espontaneidad y la capacidad imaginativa de los intérpretes", expone Damián Issetta, asistente al espectáculo, cuya próxima función es el 3 de marzo a las 20.00 horas.