Ir a contenido

CIUTAT VELLA

Un empujón a la universidad

Un proyecto de la UPF anima a estudiantes de institutos a que intenten acceder al ciclo superior

BEATRIZ PÉREZ / BARCELONA

Menos del 30% del alumnado del instituto Milà i Fontanals, en el Raval, accede a la universidad una vez finaliza el bachillerato. Es un porcentaje similar al del instituto Pau Claris (barrio de Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera), donde solo el 25% hace las pruebas de selectividad. Ambos son centros públicos con un alto número de jóvenes inmigrantes (en el Milà i Fontanals, el 90% tienen origen extranjero) y con un nivel socioeconómico bajo. A este perfil estudiantil se dirige el proyecto educativo Horitzons, que echó a andar en el curso 2014-2015 en el seno de la Universitat Pompeu Fabra (UPF).

"Horitzons nació a partir de una convocatoria de premios de carácter social en la UPF. Nuestro equipo estaba formado por estudiantes, profesores y profesionales de servicios. Quedamos primeros", cuenta la pedagoga Carme Hernández, coordinadora del proyecto. A través de Horitzons, estudiantes universitarios de la UPF (que participan voluntariamente) acuden a tres institutos de Ciutat Vella (el Milà i Fontanals, el Pau Claris y el Joan Salvat-Papasseit, en la Barceloneta) e intercambian experiencias e información con alumnos de primero de bachillerato.

Las sesiones (hay siete cada curso y cada una se prepara previamente en un taller) se desarrollan en horarios de tutoría. En cada clase, hay dos universitarios. "Organizan actividades orientadas a identificar las expectativas de los adolescentes sobre la universidad", prosigue Hernández. Uno de los objetivos de Horitzons es "desmitificar que lo único que se hace en la universidad es leer y memorizar". Pero, sobre todo, pretende abrir puertas a colectivos sin referentes universitarios y conseguir más igualdad de oportunidades.

"Muchos de nuestros alumnos aspiran a ir a la universidad, pero tienen mucho miedo por el coste económico y por si no son capaces", explica Núria Sàbat, coordinadora pedagógica del Pau Claris, que se sumó a Horitzons el año pasado. "Hay otros muy perdidos porque no saben qué competencias son necesarias -añade-. Este proyecto ofrece información para vencer estos miedos".

El instituto Milà i Fontanals fue el primero en estrenar Horitzons hace dos años. Anna Moreno fue la coordinadora del proyecto en este centro los dos cursos anteriores. "Los alumnos se hacen una idea de lo que vendrá después", destaca. Y añade que, gracias al proyecto, cada vez más se plantean ir a la universidad, lo que hace que se esfuercen más en las pruebas de acceso.

MEJOR COMUNICACIÓN / Pero también ganan los ya universitarios. Yuqing Zhang, de 22 años y estudiante de Traducción e Interpretación, es una de las voluntarias de Horitzons y exalumna del Pau Claris. "Participar me ayuda a mejorar la comunicación y me da la oportunidad de explicar mi experiencia". Para ella, el proyecto contribuye a "motivar" a los adolescentes.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.