15 ago 2020

Ir a contenido

NOU BARRIS

El Alzamora CF pide recuperar la gestión del campo de Porta

Quiere evitar que se prorrogue un año el convenio con la Fundación Marcet

BEATRIZ PÉREZ
BARCELONA

El campo de fútbol de Porta (paseo de Andreu Nin, s/n) lleva tres años generando disputas entre el histórico club del barrio, Alzamora CF, y la Fundación Marcet. Si bien el Alzamora fue el gestor del campo desde 1992 (cuando el Ayuntamiento comenzó a convocar concursos de adjudicación), en el 2011 la gestión pasó a la Marcet. Ahora, tres años después, el Alzamora pide que no se conceda a esta entidad la prórroga de un año a la que tiene derecho y que se convoque otro concurso en diciembre.

Las dos entidades no se ponen de acuerdo. Jesús Lobón, gestor del campo en la Fundación Marcet, asegura que el convenio vence en junio de 2015, ya que debido a que las negociaciones se alargaron, no se convirtieron en los gestores reales del campo hasta mediados del 2012. Desde el Ayuntamiento también dicen que la concesión acaba en junio de 2015.

Pero el Alzamora CF no se rinde. «Queremos que se convoque un nuevo concurso en diciembre», reivindica Josep Madolell, director deportivo del club. Alega que la gestión que hace la Fundación Marcet del campo es «mala», ya que, según él, «hay instalaciones sin usar» y «no han puesto publicidad» en el terreno de juego. Por eso espera que no le den una «segunda oportunidad» y que su club pueda recuperar así la gestión de un campo de fútbol del cual aún paga el 33% del césped artificial. «Para poder pagarlo, vendimos nuestro local en el 2005», se queja.

Por su parte, Ignacio Marcet, presidente de la Fundación, insiste en que su entidad no solo ha mejorado la gestión del campo, sino que ha aportado «competencia» y una «mayor calidad futbolística». «Ofrecemos un nivel de formación superlativo. La competencia beneficia al consumidor», opina. Y recuerda que el Alzamora CF sigue siendo el club que más uso hace del campo, pese a que ya no es el gestor.

HISTORIA / El campo de fútbol de Porta se construyó en los 70 sobre unos antiguos terrenos de Renfe. Es producto de numerosas reivindicaciones del Alzamora CF (con 23 equipos de fútbol base y 400 chicos) y de los vecinos del barrio, que se reunían para picar las piedras y allanar los terrenos.

El Alzamora, históricamente vinculado al campo, fue siempre su gestor. En el 2011, la adjudicación fue inicialmente concedida al club, pero al día siguiente se revocó y otorgó por 0,5 puntos más a la Fundación Marcet, escuela de fútbol presente en 28 países que ha formado a más de un millón de jugadores desde 1978.