A 100 metros de profundidad

Vídeo | Imágenes inéditas de cómo se alimentan los delfines mulares en las redes de las embarcaciones del Mediterráneo

Las cofradías de pescadores de Roses y Llançà han permitido instalar cámaras en sus embarcaciones para captar el momento

Delfines mulares se alimentan en redes de pesca en el Cap de Creus, en unas imágenes inéditas en el Mediterráneo Occidental. / VÍDEO: SUBMON / ACN

1
Se lee en minutos
ACN

Por primera vez, se han grabado imágenes en la zona occidental del mar Mediterráneo de delfines mulares alimentándose en redes de pesca de arrastre. Ha sido en el Cap de Creus y lo ha logrado la entidad Submon. Hasta ahora se sabía que esta especie estaba íntimamente relacionada con las embarcaciones de arrastre y que las seguían, pero no se habían obtenido datos sobre cómo se alimentaban a través de sus redes: si se adentraban o se comían los peces atrapados en el exterior.

Submon puso en marcha el proyecto en enero el proyecto. Su objetivo es dar un paso más dentro del estudio del delfín mular que la entidad inició en 2017 para así entender y saber más sobre su comportamiento en redes de arrastre.

Cámaras en las embarcaciones de las cofradías

La investigación se ha realizado en colaboración con las cofradías de pescadores de Roses y Llançà, que han permitido instalar cámaras en sus embarcaciones. Las grabaciones han permitido constatar que los mulares nadan alrededor de las redes, buscando alimento y extrayendo peces que han quedado atrapados en la parte exterior.

Aunque por ahora no se han observado delfines nadando completamente dentro de la red, sí que se ha detectado a un individuo nadando al inicio de ella, con medio cuerpo dentro y medio fuera, según los resultados preliminares de la investigación, que se enmarca en el proyecto COSTtERA.

A 100 metros de profundidad

Noticias relacionadas

Tampoco se ha observado ninguna interacción de riesgo para los animales, pero los expertos constatan que es necesario continuar investigando para poder tener datos más concluyentes. Estas imágenes no han sido fáciles de conseguir, asegura el equipo de Submon, porque han tenido que grabarse a unos 100 metros de profundidad. A su vez, ha registrado datos estandarizados del comportamiento en la superficie de los delfines y ha tomado fotografías para poder identificar a los diferentes individuos.

Estos datos se analizarán para establecer los patrones que repiten estos animales y que puedan relacionarse con las imágenes captadas por las cámaras, asociando así comportamientos en superficie con comportamientos bajo el agua.