Cultivos en riesgo

El chocolate podría ser otra víctima del cambio climático: los científicos le ponen fecha límite

Un clima más seco, como el que apuntan las predicciones, generará escasez de la producción de cacao

Tabletas de chocolate de Lot Roasters.

Tabletas de chocolate de Lot Roasters. / Úrsula Pérez Pomar

2
Se lee en minutos
Alexandra Costa

La crisis climática era esto: calor extremo, ola de incendios y sequías. Y con ello, hay alimentos que están en peligro. Es el caso de la cerveza, una de las bebidas más populares del mundo. México, el cuarto exportador del mundo de este producto, ha parado la producción en las fábricas cerveceras del norte del país por la falta de lluvias y las restricciones de agua. Prevalen los cultivos y el suministro doméstico. Otro de los alimentos más consumidos y amados del mundo también podría tener los años contados. Un clima más seco, como el que apuntan las predicciones, generará escasez de chocolate.

Las primeras noticias en torno a la caída de la producción del cacao se remontan a finales del 2014, cuando la multinacional Barry Callembaut, la mayor productora a nivel mundial, publicó una preocupante nota de prensa a partir de un análisis de las tendencias del mercado. "El mundo se está quedando sin chocolate", aseguró con datos en la mano: advirtió que para 2020 habría una brecha de un millón de toneladas entre la demanda y la capacidad de producción de la industria.

El cacao solo prospera en lugares concretos

El futuro del cacao es un rompecabezas. Depende de variables como nuevos modelos de producción y el incremento del consumo en países asiáticos. Pero, sobre todo, obedece a la climatología. Los árboles de cacao solo prosperan bajo condiciones específicas, que incluyen temperaturas bastante uniformes, alta humedad, lluvia abundante, suelo rico en nitrógeno y protección contra el viento. En otras palabras, los árboles de cacao prosperan en las selvas tropicales o en el margen de 20 grados al norte y al sur del ecuador terrestre.

El aumento de las temperaturas por sí solo no perjudicará necesariamente la producción de cacao. Las áreas de cultivo de cacao en Malasia, por ejemplo, ya soportan un clima más cálido que en África Occidental sin ningún efecto negativo evidente. La problemática vendrá con la falta de humedad. En concreto, con la evapotranspiración.

Fecha crítica

"A medida que las temperaturas más altas exprimen más agua del suelo y las plantas, es poco probable que las precipitaciones aumenten lo suficiente como para compensar la pérdida de humedad", explica el estudio 'Clima & Chocolate', publicado por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA), la agencia científica del Departamento de Comercio de Estados Unidos. En este sentido, los expertos ponen fecha a la crisis del chocolate: a partir del 2050 podría descender drásticamente la producción de cacao.

Noticias relacionadas

Con la subida de las temperaturas, habrá que cultivar el cacao a altitudes más altas, algo imposible por la falta de oxígeno y por tratarse de zonas protegidas. Otros informes que ya avisan de que la altitud óptima de Costa de Marfil y Ghana (África) aumentará de 100 a 250 metros y de 450 a 500 metros sobre el nivel del mar, respectivamente.

Cacao modificado genéticamente

Para no quedarnos sin chocolate, los expertos de NOAA sugieren dos alternativas. Por un lado, la solución más viable es desarrollar cacao modificado genéticamente y así proporcionar semillas que tengan una resistencia superior a la sequía. Por el otro, un método más tradicional: conservar, o en algunos casos replantar, otros árboles de la selva tropical, los cuales proporcionan sombra a los árboles de cacao, tal y como sucede en Brasil.