Más grande de lo que pensábamos

Descubiertos nuevos datos sobre la composición del núcleo de Saturno

  • Las oscilaciones en el interior del plantea gaseoso hace que se mueva ligeramente, provocando ondas en sus anillos

  •  Los hallazgos ofrecen la mejor evidencia hasta el momento del núcleo difuso de Saturno

El planeta Saturno, famoso por sus anillos.

El planeta Saturno, famoso por sus anillos.

2
Se lee en minutos
El Periódico

Jim Fuller y Christopher Mankovich, dos astrónomos del Instituto Tecnológico de California (Caltech), han realizado un estudio sobre los anillos de Saturno que ha descubierto nuevos datos sobre el núcleo del planeta. Para el estudio, publicado en la revista 'Nature Astronomy', han utilizado datos capturados por la misión Cassini de la NASA, una nave espacial que orbitó el planeta durante 13 años. 

Los hallazgos han demostrado que el núcleo del planeta no es una bola de roca dura, como habían determinado algunas teorías anteriores, sino una mezcla difusa de hielo, roca y fluidos metálicos, a lo que los científicos denominan núcleo "difuso”. Además, también ha revelado que el núcleo se extiende a lo largo del 60% del diámetro del planeta, lo que lo hace sustancialmente más grande de lo que han dicho anteriormente los científicos. 

Para la investigación usaron los anillos como sismógrafo para medir las oscilaciones del núcleo del planeta. Esta idea ya surgió por primera vez en estudios a principios de la década de 1990 realizados por Mark Marley y Carolyn Porco, quien más tarde se convirtió en el líder del equipo de imágenes de Cassini. En esta ocasión, Jim Fuller, el coautor del estudio y profesor de astrofísica, ha asegurado que “es la primera vez que hemos podido sondear sísmicamente la estructura de un planeta gigante gaseoso, y los resultados fueron bastante sorprendentes". Los hallazgos ofrecen la mejor evidencia hasta el momento del núcleo difuso de Saturno y se alinean con la evidencia reciente de la misión Juno de la NASA, que indica que Júpiter también puede tener un núcleo diluido similar.

El estudio, publicado en la revista Nature Astronomy, han ofrecido la mejor evidencia hasta el momento del núcleo difuso de Saturno, que se alinea con la evidencia reciente de la misión Juno de la NASA, que indica que el gigante gaseoso Júpiter también puede tener un núcleo diluido similar. Christopher Mankovich, autor principal del estudio, ha explicado que “los núcleos borrosos son como un Iodo” y que el “hidrógeno y el helio del planeta se mezclan gradualmente con más y más hielo y rocas a medida que avanza hacia el centro del planeta". Además, ha señalado que el planeta “siempre está temblando, pero es sutil”. Aun así, los investigadores han apuntado que las ondas gravitacionales han indicado que el interior de Saturno está compuesto de capas estables

Los resultados también han indicado que el núcleo de Saturno es 55 veces más masivo que la Tierra entera, siendo 17 masas terrestres hielo y roca y el resto, un fluido de hidrógeno y helio.

Noticias relacionadas

Puede generar nuevos estudios

Los hallazgos del estudio platean desafíos para los modelos actuales de formación de gigantes gaseosos, que sostienen que los núcleos rocosos se forman primero y luego atraen gas. Pero si los núcleos de los planetas son difusos, como indica el estudio, los planetas podrían incorporar gas antes en el proceso de creación.