Estudios

Perros y gatos también enferman de covid-19: así se contagian y estos son sus síntomas

  • Un estudio apunta a que el 67% de los gatos y el 43% de los perros que viven con personas infectadas de covid-19 también contraen la enfermedad

  • La mayoría de mascotas no presenta signos de malestar, aunque algunos síntomas pueden diferir entre canes y felinos

Un gato duerme arropado entre mantas.

Un gato duerme arropado entre mantas. / V. R.

3
Se lee en minutos
Valentina Raffio

La pandemia de covid-19 empezó cuando el virus saltó del murciélago al primer paciente infectado (y quién sabe si, entre medias, pasó por alguna otra víctima del mundo animal). No hay dudas, pues, que el patógeno se las ingenia para saltar entre especies. Justo por eso, hay una pregunta recurrente que circula desde que empezó la crisis sanitaria: ¿Son las mascotas susceptibles a enfermar de covid-19? Y, sobre todo, ¿pueden los gatos y perros domésticos contraer el virus si sus dueños están infectados?

Mucho se ha escrito, y mucho se ha investigado, sobre esta cuestión. Sobre todo a raíz de los primeros casos de mascotas diagnosticadas con covid-19 al principio de la pandemia. La cuestión de fondo no es si es posible o no el contagio entre especies, sino qué tan probable es esto ocurra. Dos investigaciones presentadas esta semana en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID), sugieren que, aunque la mayoría de mascotas no muestran signos de la enfermedad, es más probable de lo que se creía que perros y gatos enfermen de covid-19.

El 67% de los gatos y el 43% de los perros

El primer estudio, liderado por la doctora Dorothee Bienzle de la Universidad de Guelph (Canadá), analizó el estado de 48 gatos y 54 perros que vivían en hogares donde había habido casos de covid-19. Los investigadores realizaron test de anticuerpos para rastrear signos de infección pasada en estos animales y, a su vez, preguntaron a sus dueños cómo habían interactuado con sus mascotas durante los días de su enfermedad. Asimismo, el estudio también analizó 75 perros que vivían en un refugio y 75 gatos callejeros para comparar los resultados con una muestra de animales no expuestos de manera directa al contagio.

Según recoge este trabajo, el 67% de los gatos y el 43% de los perros que vivieron con personas con covid-19 también se contagiaron del virus. También enfermaron el 9% de los perros y el 3% de los gatos callejeros estudiados. Los síntomas más comunes en perros fueron la falta de energía y la pérdida de apetito. También se detectaron cuadros leves de tos y diarrea. En el caso de los felinos, en cambio, los síntomas más habituales en gatos fueron secreción nasal y dificultad para respirar. La gran mayoría de ellos fueron leves, aunque se detectaron al menos tres graves.

La investigación también concluye que el tipo de contacto entre dueño y mascota durante el periodo de la infección, así como actitudes como dormir juntos o intercambiar caricias, besos y abrazos, no implica más probabilidades de infección. La única diferencia significativa hallada fue en el caso de los gatos. Según este trabajo, los felinos que durmieron en el mismo lugar que sus dueños enfermos se contagiaron más y desarrollaron más síntomas clínicos de la enfermedad.

Víctimas colaterales

El segundo estudio, basado en el seguimiento de 156 perros y 154 gatos, muestra que hasta el 20% de las mascotas se han contagiado y han desarrollado anticuerpos contra el virus. Esta cifra, aunque bastante más exigua que la proporcionada por el anterior estudio, confirmaría la "alta prevalencia del covid-19 en perros y gatos que viven en contacto estrecho con pacientes con covid-19". Entre los animales analizados en este trabajo se detectaron seis gatos y siete perros (4,2%) que dieron positivo a una PCR y 31 gatos y 23 perros (17,4%) que dieron positivo en pruebas de anticuerpos.

Noticias relacionadas

Este trabajo, liderado por Els Broens de la Universidad de Utrecht (Países Bajos), sugiere que todos estos animales se contagiaron a raíz de la infección de sus dueños. Hasta la fecha, no hay registro de contagios de perros y gatos a humanos. Ni entre mascotas. Los expertos, de hecho, recuerdan que la mejor manera de evitar contagiar a las mascotas es seguir las mismas medidas de precaución que con los humanos: respetar las normas higiénicas y limitar el contacto en la medida de lo posible.

"Tenemos que pensar en estos animales como 'víctimas colaterales', no como potenciales responsables", destacaba en mayo de año pasado el investigador Joaquim Segalés, en declaraciones a este diario, tras la detección del primer gato con covid-19 de España. Un año más tarde, el mensaje sigue siendo el mismo. Cuidar a las mascotas como se cuida de cualquier otro miembro de la familia.