Entre 45 y 80 meteoros por hora

Lluvia de Acuáridas: dónde y cuándo ver este fenómeno astronómico

  • La lluvia de estrellas, que reciben su nombre por la estrella Eta Aquarii de la constelación de Acuario, se produce debido al paso de la Tierra por una zona de restos del cometa Halley

Lluvia de estrellas sobre Montserrat, en una imagen de archivo.

Lluvia de estrellas sobre Montserrat, en una imagen de archivo. / MARC VILA (BCN)

1
Se lee en minutos
Antonio Porras

Una de las lluvias de estrellas más espectaculares que se pueden observar son las Eta Acuáridas: una lluvia de meteoros que este año tendrá su pico durante la noche del miércoles al jueves pero que se extenderá hasta el próximo día 20.

Las Acuáridas, que reciben su nombre por la estrella Eta Aquarii de la constelación de Acuario, se produce debido al paso de la Tierra por una zona de restos del cometa Halley, cuya próxima órbita alrededor del Sol será en 2061.

Cómo disfrutar de las Acuáridas

Con una tasa de actividad que ronda entre los 40 y 85 meteoros por hora en el hemisferio norte (en el que se encuentra España) y 100-120 en el hemisferio sur, las Acuáridas, que tienen lugar anualmente entre finales de abril y mayo, son una de las mayores lluvias de estrellas que podemos observar.

Este año, la hora idónea se situará cerca de las 5.25 de la madrugada del jueves, momento en que se podrán llegar a observar casi un cometa por minuto. Además, la luna menguante y las predicciones de cielo despejos permitirán observar la lluvia en su máximo esplendor, sin que la luz de nuestro satélite entorpezca la experiencia.

Aléjate de la ciudad

Noticias relacionadas

Para poder disfrutar de este impresionante evento astronómico deberemos alejarnos de la contaminación lumínica de las ciudades. Los mejores sitios para los fans de las lluvias de estrellas siempre se sitúan en puntos alejados y despejados, como playas y descampados, o puntos altos de la ciudad, como balcones y azoteas.

Tampoco se recomienda el uso de binoculares o telescopios, pues esta lluvia podrá verse a simple vista y estos aparatos podrían entorpecer la observación. Simplemente con echarse en el césped y observar hacia el este será suficiente para poder apreciar este precioso fenómeno astronómico, para el que habrá que esperar otro año para volver a disfrutar.

Temas

Astronomía