El primero impulsado por la Generalitat

Aplazado hasta el lunes el despegue del satélite catalán 'Enxaneta'

  • La misión despegará este lunes a las siete de la mañana (hora peninsular española) desde el centro espacial de Baikonur en Kazakstán

  • No se trata del primer nanosatélite catalán, pero sí del primero apadrinado por la Generalitat dentro del programa 'New Space Catalunya'

Imagen virtual de la futura red de nanosatélites.

Imagen virtual de la futura red de nanosatélites.

Se lee en minutos

Rusia ha pospuesto hasta el lunes el lanzamiento del cohete portador Soyuz 2.1a con un nanosatélite catalán a bordo y que tenía que despegar a las 09.07 hora de Moscú (07.07 hora peninsular española) desde el cosmódromo ruso de Baikonur en Kazajistán. Según el jefe de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin, antes del lanzamiento se detectó una incidencia técnica que ha obligado a posponer la misión hasta como mínimo el lunes. "Estas situaciones pueden ocurrir", explicaron los conductores de una transmisión en directo que se realizaba en la web de Roscosmos, antes de interrumpir la emisión.

Si todo va según lo previsto, pues, el satélite catalán despegará este lunes dando así inicio a la estrategia 'New Space' de la Generalitat de Catalunya, que busca impulsar el sector aeroespacial. El dispositivo que logrará este cometido es, paradójicamente, un aparatejo relativamente pequeño (del tamaño de un tetrabrik y de poco más de tres kg de peso) que, sin embargo, está destinado a inaugurar un proyecto mucho más ambicioso; una constelación de nanosatélites de órbita baja diseñados para mejorar la cobertura de internet en Catalunya. Esto, a su vez, también supone el primer paso de la "apuesta de futuro" de la Generalitat en la industria aeroespacial.

La misión despegará mañana desde el centro espacial de Baikonur en Kazakstán. El evento se podrá seguir en directo a través de la web www.ensposemenorbita.cat, que ofrecerá una señal en 'streaming' a partir de las 6.30 de la mañana. Los astroaficionados, pues, tendrán que volver a madrugar para ver en el rugir de los motores del cohete ruso Soyuz 2 encargado de trasportar el satélite catalán a 500 kilómetros de altura, desde donde empezará su aventura.

"Esta misión pone la primera piedra de algo mucho más grande", reflexiona el ingeniero aeroespacial Miquel Sureda, de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC). "Este primer satélite, por sí solo, no podrá hacer maravillas. Pero cuando haya una constelación de satélites como este podremos mejorar la cobertura de internet en todo el territorio, a desplegar la tecnología 5G y a llevar conexión en áreas donde hasta ahora no había cobertura", añade el experto en una entrevista con este diario.

El viaje de ‘Enxaneta’

El dispositivo ha sido bautizado como ‘Enxaneta’; como el 'casteller' que corona las espectaculares columnas humanas tan típicas de la tradición catalana. Siguiendo la estela de la NASA, los responsables de la misión han puesto en manos de los escolares catalanes la elección del nombre de la misión. El nombre de 'Enxaneta', de hecho, fue propuesto por cinco niñas de entre ocho y diez años de Vilassar de Mar, Terrassa, Sant Feliu de Llobregat y Girona en el concurso celebrado a través del informativo InfoK, de TV3. Entre los finalistas quedaron Patufèlit, Valentina, Infokaire, Espiadimonis, Flaix, Llibertat, Gaudí, Intrèpid y Llampec.

La misión de este nanosatélite está en manos de la empresa Sateliot y cuenta con el apoyo del Institut d’Estudis Espacials de Catalunya (IEEC) y la financiación del Govern. El dispositivo operará junto a un centenar de homólogos. La constelación de nanosatélites empezará a operar en 2022 y estará operativa durante tres y cuatro años. Según informa Eduardo López Alonso en la sección de economía de este diario, la empresa se adjudicó el desarrollo de este proyecto por un importe de 574.750 euros.

'Enxaneta' no es el primer nanosatélite catalán, pero sí del primero apadrinado por la Generalitat dentro del programa 'New Space Catalunya'. La Universitat Politècnica de Catalunya ya lanzó hace unos años varios nanosatélites del mismo tipo, bautizados como ‘CubeCat-1’, ‘CubeCat-2’, ‘CubeCat-4’ (ESA Fly Your Satellite) y ‘FSS-Cat’ (6U tandem). Todos estos dispositivos se basan en la tecnología ‘CubeSat’; un estándar internacional que permite construir satélites ensamblando cubos de una medida estandarizada.

Industria aeroespacial catalana

A mediados del 2022 también debería despegar la segunda constelación de nanosatélites apadrinada por la Generalitat. El proyecto, liderado por la empresa Open Cosmos, estará dedicado a la observación terrestre. Así que los datos recopilados por este se utilizarán para "análisis de la productividad de los cultivos y de los suelos; prevención y detección de incendios forestales; planificación y supervisión del desarrollo urbano y rural; gestión del agua, y seguimiento, control y protección del medio y de la actividad marítima", según destacan sus creadores.

La Generalitat calcula que, tras el empujón brindado a estos proyectos, el sector aeroespacial catalán debería despegar con más fuerza que nunca. Las previsiones para los siguientes cuatro años hablan de 1.200 sitios de trabajo generados por el sector y hasta 280 millones de euros de facturación. Hoy por hoy, el ecosistema catalán cuenta con 30 empresas dedicadas a la industria aeroespacial, así como 13 centros de investigación y una incubadora de la Agencia Espacial Europea.

Noticias relacionadas

Catalunya tiene los ingredientes para ser una de las regiones europeas que lidere la innovación del sector aeroespacial

Miquel Sureda, ingeniero aeroespacial de la UPC

En vistas de la eclosión de todos estos nuevos proyectos y del 'New Space Catalunya', Sureda se muestra optimista sobre el futuro del sector. "Hacía mucho que reclamábamos a la administración que apoyara este ecosistema. Ahora, por fin, ya tenemos un compromiso firme y a largo plazo. Esperemos que esto se mantenga tras el cambio de Govern", reflexiona el ingeniero y divulgador científico. "Catalunya tiene los ingredientes para ser una de las regiones europeas que lidere la innovación del sector aeroespacial. El tren acaba de despegar y, si se apuesta de manera clara por esta carrera, en diez años podríamos estar en la cabeza", esgrime Sureda.