Reconocimiento anual

Científicos contra el covid-19 copan el 'top ten' de la revista 'Nature'

  • Los investigadores que secuenciaron el virus, los que diseñaron las primeras pruebas diagnósticas y los responsables de las futuras vacunas destacan en la selección anual de la revista científica
  • Los editores destacan el papel de Anthony Fauci, epidemiólogo de referencia de la Casa Blanca, y añaden una cuña contra la gestión política de Donald Trump
Un científico sostiene una maqueta del coronavirus SARS-CoV-2, el patógeno responsable de la pandemia de covid-19.

Un científico sostiene una maqueta del coronavirus SARS-CoV-2, el patógeno responsable de la pandemia de covid-19. / NICOLAS ASFOURI (AFP)

Se lee en minutos

Cada año por estas fechas la revista ‘Nature’ publica una lista con las 10 personas que han protagonizado la actualidad científica de los últimos 365 días. Este 2020, como no podría ser de otra manera, la selección está encabezada por nombres de expertos que han luchado para modificar el rumbo de la pandemia de covid-19. Así que el reconocimiento va para "la infantería covid" desplegada en los mejores laboratorios del mundo para hacer frente a la crisis desencadenada por un nuevo coronavirus.

En un año marcado por la expansión de un virus emergente, el nombre del virólogo chino Zhang Yongzhen destaca como el primero que logró ponerle cara a la amenaza. El equipo liderado por este científico logró descifrar la secuencia genética del virus apenas unos días después de la detección de los primeros casos de una ‘neumonía anómala’ en Wuhan, identificados a principios de enero. Esta información se compartió rápidamente en plataformas científicas abiertas y, a partir de aquí, fueron muchos los investigadores que empezaron a investigar sobre este nuevo patógeno.

La epidemióloga china Li Lanjuan fue una de las primeras expertas del país en alertar sobre la amenaza que suponía el coronavirus SARS-CoV-2. La científica, cuya voz ya se había convertido en referencia durante la crisis del SARS del 2003, fue la primera en proponer el cierre de la ciudad de Wuhan para intentar frenar la expansión de la pandemia. La medida se implementó como "la mayor cuarentena del la historia", justo a las puertas del año nuevo chino y en un momento en que los registros oficiales hablaban de 500 casos detectados y 18 muertes.

Un equipo de científicos trabaja en el desarrollo de la vacuna de Sinovac, en un laboratorio de Pekín.

/ NICOLAS ASFOURI

El virus no tardó en saltar fronteras y poco a poco los casos de covid-19 fueron brotando por todo el mundo. El virólogo uruguayo Gonzalo Moratorio, desde el Instituto Pasteur de París, fue uno de los primeros en acuñar un test diagnóstico específico para identificar la infección producida por este nuevo patógeno. Su trabajo proporcionó una primera herramienta para entender la magnitud de la cascada de contagios que se estaba produciendo.

La carrera por dar con una vacuna segura y efectiva contra el covid-19 arrancó a un ritmo sin precedentes, con cientos de proyectos y ensayos clínicos por todo el mundo. Nature destaca el trabajo de Kathrin Jansen, jefa de investigación y desarrollo de vacunas en la farmacéutica Pfizer, quien “dirigió un equipo que trajo esperanza al mundo al acelerar una vacuna clínicamente exitosa a través de ensayos en un récord de 210 días”. Actualmente hay una decena de vacunas experimentales contra el covid-19 que se están testando a gran escala, entre las cuales al menos tres podrían empezar a repartirse por todo el mundo en las próximas semanas.

Una de cal y otra de arena para la gestión política de la pandemia

La ciencia acuñada desde los laboratorios no ha sido la única que ha marcado el rumbo de la pandemia. Muchas de las decisiones tomadas para frenar la expansión del virus se han tomado desde organismos sanitarios. Por eso mismo la revista ‘Nature’ destaca el nombre de Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien “reunió a las naciones para responder a la amenaza del nuevo coronavirus mientras navegaba por las intensas críticas sobre el manejo de la crisis por parte de la agencia”.

Los epidemiólogos de cabecera de cada país se han convertido en una de las caras más visibles en la gestión de la crisis sanitaria. Así que en la selección de este año, 'Nature' destaca el papel de Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos y asesor de la Casa Blanca durante la pandemia. Sus intervenciones de los últimos meses “han logrado proporcionar información fiable a una población preocupada y desafiar la información errónea difundida por el presidente Donald Trump”, zanja la revista, muy crítica desde el inicio con el papel de Trump durante esta crisis.

En el espectro contrario, ‘Nature’ elogia la gestión de la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, quien “se ganó elogios internacionales por su acción rápida y decisiva que mantuvo a su país relativamente a salvo del coronavirus y, al mismo tiempo, mantuvo la confianza de los ciudadanos”.

Con una de cal y otra de arena, la revista científica pone de manifiesto que la gestión política de la pandemia ha tenido un impacto directo en la salud pública. La reflexión, pues, viene a ser la misma que la del irónico 'Ig Nobel', que este año galardonó a Bolsonaro, Trump y Putin por "demostrar al mundo que los políticos pueden tener un efecto más inmediato sobre la vida y la muerte que los científicos y los médicos".

Ciencia, activismo y retos de futuro más allá del covid

La lista de las 10 personas que han dado forma a la ciencia del 2020 también incluye tres perfiles que nada tienen que ver con la pandemia, pero que han brillado con luz propia durante este año. Empezando por el de Chanda Prescod-Weinstein, una cosmóloga y activista estadounidense que lideró una protesta contra el racismo que impregna las instituciones científicas. La iniciativa consiguió cerrar gran parte de los laboratorios del país durante un día justo en un momento en que el mundo entero seguía conmocionado por el asesinato de George Floyd en Minneapolis.  

En un convulso año marcado por la expansión de una enfermedad infecciosa, la historia de la investigadora indonesia Adi Utarini resuena con un mensaje de esperanza. La científica ha logrado dirigir un ensayo pionero para combatir las infecciones por dengue utilizando mosquitos modificados genéticamente para bloquear la transmisión del virus responsable de la enfermedad. Un pequeño paso para la ciencia y un gran paso para los millones de personas afectadas por estas enfermedades infecciosas.

Te puede interesar

El repaso del año se cierra con el recordatorio de otra crisis de alcance global de efectos todavía más devastadores: la emergencia climática. La científica alemana Verena Mohaupt ha liderado una misión internacional al Ártico donde 300 científicos trabajaron durante un año para medir sobre el terreno el aumento de las temperaturas, el deshielo y, en general, la huella de la crisis climática sobre el planeta.  

Temas

Coronavirus