MISIÓN ESPACIAL

China se prepara a recolectar dos kilos de rocas lunares

La misión Chang'e 5 ha logrado entrar en la órbita lunar y se dispone a aterrizar en la superficie de la Luna

Se trata de la primera misión de este tipo desde el 1976, cuando ya lo lograron Estados Unidos y Unión Soviética

Despegue del cohete Long March-5, el pasado 24 de noviembre, diseñado para llevar la misión Chang’e 5 rumbo a la Luna.

Despegue del cohete Long March-5, el pasado 24 de noviembre, diseñado para llevar la misión Chang’e 5 rumbo a la Luna. / Tingshu Wang (REUTERS)

Se lee en minutos
Valentina Raffio

Las agencias espaciales vuelven a poner sus ojos en la Luna. La misión Chang'e 5, lanzada este mismo martes por la Administración Espacial Nacional China (CNSA), ya ha logrado entrar en la órbita del satélite terrestre. Si todo va según lo previsto, en las próximas horas la sonda recogerá alrededor de dos kilogramos de rocas lunares y las traerá de vuelta a la Tierra. Se trataría de la primera misión de este tipo que se lleva a cabo desde el 1976.

En los años 70, durante la fiebre de la primera gran carrera espacial, las misiones estadounidenses y soviéticas también se hicieron con varios fragmentos de suelo lunar. En total se estima que en su día se trajeron más de 300 kilos de rocas y polvo del satélite. Ya de vuelta al 2020, la misión de China busca convertir al país en la tercera nación hasta la fecha en lograr este hito.

La agencia espacial china prevé que la misión de la Chang'e 5 se alargue un total de 23 días. Todavía no hay informes oficiales sobre la evolución de la misión pero, según reportan medios locales como 'China Daily', la sonda espacial ha logrado llevar a cabo la maniobra de frenado cuando se encontraba a 400 kilómetros de la superficie lunar. Ahora toca esperar a las maniobras de aterrizaje, recolección y despegue.

Estudio del suelo lunar

Los siguientes pasos de la misión ya serían sobre el suelo lunar. A partir de ahora, la sonda se separará en diferentes módulos. Una parte se quedará en órbita y otra aterrizará sobre el suelo lunar. Será ahí donde se iniciarán las maniobras para taladrar a una profundidad de dos metros y recolectar las muestras gracias al uso de un brazo mecánico. A continuación, el módulo volverá a despegar para reecontrarse con el vehículo que permanece en órbita. Y a partir de ahí, tocará poner rumbo a la Tierra.

Noticias relacionadas

Se espera que la misión regrese a su planeta madre a mediados de diciembre. La cápsula de regreso, donde viajarán los preciados fragmentos de Luna, debería aterrizar por la zona de Mongolia. Hasta entonces será complicado determinar a ciencia cierta el éxito de la misión.

El viaje de la Chang'e 5 hacia la Luna no solo se propone recoger muestras. Según informan los responsables de la misión, el módulo de aterrizaje dispone de instrumentos científicos para realizar estudios sobre el suelo lunar. Entre las herramientas a bordo destacan “una cámara panorámica que prevé cartografiar la topografía del lugar, un espectrómetro infrarrojo que determinará la composición física de las piedras y un instrumento de medición que analizará la composición del subsuelo”.

Temas

China