14 jul 2020

Ir a contenido

DECLARACIÓN OFICIAL

Expertos catalanes piden integridad científica en la crisis del covid-19

El Comité per a l'Integritat de la Recerca pide que los asesores de los políticos sean solventes

El grupo recuerda que las donaciones a la ciencia deben ajustarse a criterios de calidad

Michele Catanzaro

Técnicos llevan a cabo pruebas de coronavirus en un laboratorio Alemán en Marzo de 2020.

Técnicos llevan a cabo pruebas de coronavirus en un laboratorio Alemán en Marzo de 2020.

La pandemia del covid-19 ha puesto a dura prueba el material del cual está hecha la ciencia en Catalunya y más allá. Así describe la situación Jordi Camí, catedrático de farmacología y presidente del Comité per a l'Integritat Científica de Catalunya (CIR-CAT).

Este organismo, creado por la Generalitat pero independiente, echó a andar a principios de este año, con el objetivo de promover las buenas prácticas en la investigación en Catalunya y dar opiniones sobre casos conflictivos. 

Al poco, se encontró con la crisis del covid-19. “La declaración [que publicamos hoy] viene a raíz de todas las tensiones y la excepcionalidad que estamos viviendo en estas semanas, en las cuales la ciencia ha ocupado un lugar central. Esto ha puesto a prueba la comunidad científica y sus relaciones con la comunicación y los poderes públicos”, explica Camí. 

Comités solventes

El documento constata "la falta de tradición de consulta a comités de expertos con reconocida solvencia". Por esto, pide que el asesoramiento científico se lleve a cabo “de forma estructurada, multidisciplinaria y transparente, en la base […] del consenso”.  

En este aspecto, el documento se suma a una serie de declaraciones de otros organismos, que han criticado por errático el asesoramiento científico del Govern y han lamentado que se tomen decisiones de espaldas a las instituciones de referencia.

Donaciones y mérito científico

Otro aspecto destacado en el último documento es la financiación de la ciencia, con mención especial al mecenazgo. Durante la crisis, se han multiplicado las campañas de donaciones a instituciones y grupos individuales. 

"La asignación de urgencia de estos recursos se debe hacer compatible con criterios de calidad […] y con los estándares de evaluación independiente", reza el documento, que llama a un "sistema de rendición de cuentas".  

El CIR también alerta sobre la proliferación de artículos científicos preliminares publicados en Internet y opiniones científicas vertidas en redes sociales. Ante esto, pide que científicos y medios transmitan "la complejidad y provisionalidad propias del conocimiento científico" y no creen "falsas expectativas".  

"La confianza en la ciencia es un capital que se tiene que preservar e incrementar en situaciones de enorme tensión", afirma Camí. "Esta crisis es una oportunidad para recordar y fortalecer las reglas necesarias para hacer bien las cosas", concluye.