14 jul 2020

Ir a contenido

EN INVESTIGACIÓN

La primera vacuna probada en humanos muestra buenos resultados

The Lancet se hace eco de la primera fase de un ensayo chino que despegó hace apenas un mes

"Todavía estamos muy lejos de que esta vacuna esté disponible para todos", advierten los investigadores

Valentina Raffio

Los resultados iniciales de una vacuna contra el covid-19 indican que es segura. / VÍDEO: EUROPA PRESS

Ya empiezan a llegar los primeros resultados de los ensayos clínicos en busca de una vacuna contra la covid-19. La revista 'The Lancet' acaba de publicar el resultado del estudio del Instituto de Biotecnología de Pekín en el que se evalúa la seguridad y la eficacia de un fármaco candidato a vacuna. Los primeros resultados, publicados apenas un mes después de iniciar el experimento, sugieren que el compuesto logra generar una respuesta inmune a partir de los 28 días desde su inyección. Estas conclusiones, todavía preliminares, resultan prometedoras para seguir investigando. Pero no implican que ya hayamos dado con la vacuna definitiva. Para eso todavía falta un largo camino. 

Según recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente hay 10 candidatos a vacunas que se están testando en humanos. Y 114 más que siguen validándose en el laboratorio. Los resultados anunciados este viernes corresponden a uno de los primeros proyectos iniciados y que, hoy por hoy, sigue en la primera fase de investigación. El estudio ha contado con 108 participantes de entre 18 y 60 años, reclutados en la ciudad china de Wuhan, epicentro de la pandemia. Cada uno de ellos recibió una dosis del compuesto experimental y, posteriormente, pasaron por revisiones médicas y exámenes de sangre periódicos para analizar si el fármaco estaba haciendo efecto.

En el reporte que publican este viernes los responsables del estudio, se indica que esta vacuna logró generar una cierta respuesta inmune a partir de las dos semanas. Y tras 28 días se observó que la mayoría de los participantes había experimentado un importante aumento de los anticuerpos específicos contra el SARS-CoV-2 y células T,  las dos ‘barreras naturales’ del cuerpo para hacer frente a un virus.  Paralelamente, también se registraron efectos adversos entre leve y moderados. Entre estos destacan dolor en el lugar de la inyección, fiebre, fatiga, dolor de cabeza y dolor muscular. También se notificó un caso de fiebre severa, falta de aliento y respiración muscular, que cesaron a las 48 horas. Estos resultados, por lo tanto, darían pie a seguir investigando este compuesto. En la fase 2 de este mismo estudio, de hecho, ya se está probando esta misma vacuna en 500 personas más, entre las que también se incluyen mayores de 60 años.

"Estamos lejos de una vacuna para todos"

"Estos resultados deben interpretarse con cautela. Los desafíos en el desarrollo de una vacuna contra la covid-19 no tienen precedentes, y la capacidad de desencadenar estas respuestas inmunitarias no necesariamente indica que la vacuna protegerá a los humanos del virus. Este resultado muestra una visión prometedora para el desarrollo de las vacunas, pero todavía estamos muy lejos de que esta vacuna esté disponible para todos", advierte Wei Chen, investigadora del Instituto de Biotecnología de Pekín y responsable de este estudio, en un comunicado de prensa.

Los resultados de este primer ensayo se presentan con sus respectivas limitaciones. La muestra de esta primera fase es pequeña y el periodo de estudio ha sido corto, "lo que limita la capacidad de detectar reacciones adversas más raras a la vacuna o proporcionar evidencia sólida de su capacidad para generar un reacción inmune", destacan los responsables del estudio. El informe de la investigación presentado este viernes también recuera que se ha completado la primera fase del ensayo, pero que las respuestas más contundentes no llegarán hasta el 30 de diciembre del 2020 (cuando previsiblemente acabarán las pruebas). Aún entonces, habrá que esperar al 20 de diciembre del 2022 para dar por concluido el estudio.