01 dic 2020

Ir a contenido

NUEVOS HÁBITOS

Los 10 nuevos mandamientos para vivir en un mundo poscovid-19

EL PERIÓDICO detalla algunas de las normas para adaptarse a la "nueva normalidad"

Harás caso a los científicos, te lavarás las manos bien y no compartirás noticias falsas

Valentina Raffio

Una mujer con mascarilla pasa junto a un comercio temporalmente cerrado por la crisis del covid-19

Una mujer con mascarilla pasa junto a un comercio temporalmente cerrado por la crisis del covid-19 / JOSÉ LUIS ROCA

La pandemia de covid-19 ha puesto todo patas arriba. Todo apunta a que, pasada esta crisis, no volveremos a la total normalidad sino que tendremos que adaptar nuestras vidas a un mundo poscoronavirus. Algunos hábitos, como la reducción de la movilidad, cambiarán temporalmente. Otros, como el refuerzo de las medidas higiénicas, puede que cambien para siempre. Estos son los '10 mandamientos para un mundo poscovid-19', con algunas de las recomendaciones básicas a seguir a partir de ahora.

1. Harás caso a los científicos

La comunidad científica llevaba años alertando del riesgo de una pandemia para que los países estuvieran preparados. Pero, visto lo visto, nada estaba en orden cuando el SARS-CoV-2 irrumpió hace unos meses en el panorama internacional. ¿Qué pasará a partir de ahora con las recomendaciones de los expertos? ¿Seguiremos tomándolas con recelo o, ahora sí, prestaremos atención? Puede que esta crisis nos haya enseñado el valor de la prevención, de actuar antes de que la casa esté en llamas. O no.

"Los países que mejor lo han hecho durante esta crisis son los que han escuchado a la ciencia. Por eso mismo me gustaría ser optimista y creer en un cambio de actitud y exigencia de la sociedad, pero la memoria histórica suele ser corta", reflexiona Adelaida Sarukhan, inmunóloga y redactora científica en ISGlobal. "Los científicos también llevan décadas advirtiendo sobre la crisis climática y no creo que esta pandemia conduzca a las acciones necesarias y urgentes que hay que tomar al respecto", añade. 

2. Reducirás el riesgo de nuevos virus

El coronavirus SARS-CoV-2, responsable de la actual crisis sanitaria global, surgió de un mercado de la ciudad china de Wuhan. Y, aunque en la naturaleza pueden producirse este tipo de mutaciones, el origen de este patógeno sugiere que tenemos que revisar algunos protocolos de higiene y seguridad. Sobre todo en el caso de la venta de animales vivos en los mercados, práctica habitual en Asia.

"Esperemos que en un futuro próximo se tomen medidas más estrictas para controlar la venta de animales vivos para consumo", explica Natàlia Majó, directora del Centre de Recerca en Sanitat Animal (CReSA) de l'Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA). "A partir de ahora será fundamental reducir todos los puntos de riesgo para el surgimiento de este tipo de virus. Preocupa especialmente el tráfico ilegal de especies exóticas porque puede acercar a los humanos patógenos hasta ahora desconocidos", añade la investigadora.

3. Valorarás la sanidad pública y a los sanitarios

El sistema sanitario ha sido el campo de batalla en el que se han librado las partes más duras de esta contienda y los profesionales de este sector sobresalen ahora como los héroes que han evitado que el golpe fuera todavía más duro. Gustavo Tolchinsky, secretario del Col·legi de Metges de Barcelona (CoMB) anhela que, a partir de ahora, todo este reconocimiento social se materialice en mejoras tanto para el sistema sanitario público como para sus profesionales.

El doctor apuesta por disponer de "suficientes profesionales, bien formados y con los equipos y tecnologías necesarios para trabajar" y que, además, se garanticen "mejores contratos y condiciones laborales". "Ya estábamos a la espera de un cambio en el sistema que estaba crónicamente saturado, esta crisis ha obligado a reflexiones profundas y a plantear la necesidad de dotarlo con capacidad de respuesta para situaciones como las que hemos vivido", reflexiona Tolchinsky.

4. No escatimarás en investigación científica

Todas las esperanzas para solucionar esta crisis sanitaria pasan por la investigación científica. La búsqueda de una cura para tratar a los futuros pacientes infectados y de una vacuna para prevenir nuevos contagios será clave para gestionar el futuro de esta enfermedad. Y todo eso empieza en un laboratorio. "Es fundamental invertir en investigación básica para entender cómo funciona el virus, cómo infecta y cómo se replica. De ahí parten los estudios clínicos y las aplicaciones médicas que llegan más adelante. Todo lo que inviertas en ciencia tiene su retorno", explica el doctor en medicina molecular Álvaro Carmona, conocido como S de Siensia en su faceta de divulgador.

La inversión en ciencia será básica para combatir esta pandemia pero para ello hará falta "un desembolso cuantioso y sostenido" que permita trabajar a largo plazo. "Tampoco debemos olvidar lo que ocurre en otros ámbitos. ¿Y si la amenaza del futuro es una bacteria? ¿U otro virus? También necesitamos ciencia contra el cáncer, el alzhéimer y otras líneas de investigación más allá del coronavirus", reflexiona.

5. Seguirás las recomendaciones de los expertos

En estos momentos de incertidumbre, seguir las recomendaciones de los expertos se ha convertido en algo esencial. Las autoridades sanitarias se han dedicado, desde el principio de la pandemia, a difundir información sobre cómo actuar en estos tiempos. "Las recomendaciones sobre temas como las mascarillas han ido cambiando durante la crisis, conforme había más información, lo que ha creado cierta desconfianza. Pero es normal actualizar las pautas ante nuevos conocimientos. Así funciona la ciencia", argumenta la bioquímica y divulgadora científica Alejandra Ruiz León, de 'Mitocondria CC'.

"Ahora necesitamos crear confianza en los expertos y en las las autoridades sanitarias internacionales porque son las que están proporcionando los datos sobre lo que está pasando y precisamos de la información más completa posible para avanzar", añade.

6. Distancia, mascarilla e higiene de manos

Ahora más que nunca urge aprender a cuidarse. "La mayoría de estas recomendaciones tendrían que haber existido antes, así que yo empezaría con un: 'no te olvidarás de estos mandamientos y se los enseñarás a tus hijos, aunque ya no tengamos miedo'", comenta Gemma del Caño, farmacéutica y divulgadora científica.

Siguiendo con el espíritu de los 'mandamientos para un mundo poscovid', del Caño dictamina: te lavarás las manos después de cada actividad, toserás y estornudarás siempre al codo, llevarás mascarilla siempre que tengas síntomas (aunque te miren mal en el transporte público), tirarás los pañuelos de un solo uso tras emplearlos (que sean de un solo uso ya daba una pista de cómo utilizarlo), mantendrás una correcta higiene de superficies, te quitarás los zapatos al entrar en casa, usarás gel hidroalcohólico solo cuando no te puedas lavar las manos, aprenderás a ponerte una mascarilla y no usarás los guantes para todo.

7. Te adaptarás a las nuevas costumbres

La anhelada nueva normalidad traerá consigo cambios inevitables en nuestro estilo de vida. Esther Samper, médica y divulgadora científica, recuerda que "hay muchos pequeños gestos cotidianos que deberíamos cambiar para limitar un posible rebrote". Dar la mano como un saludo, así como los tradicionales besos y abrazos, serán unas prácticas que mejor evitar durante un tiempo.

Volver de manera drástica a las costumbres de antes de esta pandemia es, por ahora, desaconsejable. "El coronavirus sigue circulando en España y volver a como estábamos antes supone arriesgarnos a una nueva oleada", recuerda. 

8. Estarás prepararado para los próximos brotes

"Todo apunta a que el virus se quedará entre nosotros, así que no nos queda otra que prepararnos para las olas que vendrán", explica Javier del Águila Mejía, investigador del grupo de Modelos Dinámicos en Salud Pública (Escuela Nacional de Sanidad-UNED-UAM). Así que de cara a un futuro, urge estar preparado.

Con herramientas de prevención y control para evitar que el virus se expanda a sus anchas y, a su vez, un sistema de alarma que permitan actuar de manera rápida y eficaz para frenar los futuros brotes. Algo tan sencillo y tan complicado como aplicar medidas de salud públicas robustas. 

9. Nunca compartirás noticias falsas

En esta pandemia hemos visto, como nunca antes en la historia, un verdadero 'boom' de noticias falsas sobre el coronavirus. Entre estas preocupa especialmente la avalancha de informaciones falsas sobre remedios contra el virus que podrían poner en riesgo la salud de los ciudadanos. En el futuro, frenar este tipo de contenidos será esencial para evitar mayores daños a la salud.

"Ojalá la pandemia del covid haya enseñado al mundo el peligro que supone la desinformación", reflexiona Cristina Tardáguila, directora adjunta del International Fact-Checking Network, una red global de investigadores y periodistas dedicada estos días a desmentir bulos sobre el coronavirus. La fórmula para que, en un futuro, este tipo de situaciones no se vuelvan a repetir no es otra que la educación. "Es urgente que el 'fact-checking' sea una asignatura en colegios y universidades. Las nuevas generaciones tienen que saber usar herramientas básicas para detectar bulos", reclama la periodista. 

10. Ante la duda, información fiable

En momentos de incertidumbre es esencial dar con información que permita entender qué está pasando. "Es fundamental buscar fuentes fiables y contrastadas. Es la única forma de que no nos cuelen noticias falsas", recuerda Raul Toran, presidente de la Associació Catalana de Comunicació Científica (ACCC).

En estos tiempos, la entidad respalda varias iniciativas para promover la información científica sobre esta crisis, desde la divulgación y desde el debate de expertos en la materia. Asimismo, ha denunciado la propagación de desinformación sobre el virus, así como la promoción de contenidos pseudocientíficos sobre la pandemia. El mensaje está claro: ahora más que nunca, información científica. Auténtica. 

Temas Coronavirus