Ir a contenido

COLECCIONES NATURALISTAS

Igualdad a la vista

Los museos despliegan estrategias para abordar sesgos de género tradicionales

Michele Catanzaro

Taller infantil en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, en Madrid.

Taller infantil en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, en Madrid. / MUSEO NACIONAL DE CIENCIAS NATURALES

Un grupo de niñas y niños de primaria se ponen en la piel de un sapo partero que acarrea las huevas de una avutarda que incuba sus huevos. Es una escena típica de la visita dinamizada 'Padres y Madres de la Naturaleza', que se lleva a cabo periódicamente en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, en Madrid.

"Hablamos de los cuidados familiares en la naturaleza. Enseñamos que hay incluso familias monoparentales", relata Pilar López García Gallo, directora de comunicación y cultura científica del museo.

"Estamos haciendo muchas actividades sobre el tema del género: una exposición sobre las mujeres que recibieron el premio Nobel, intervenciones sobre chicas e ingeniería, nuestra participación en el proyecto Hypatia [un proyecto europeo que pone en contacto centros educativos y expertos en género]", explica.

"Hablamos de los cuidados familiares en la naturaleza", explica una divulgadora 

"En las exposiciones está habiendo un giro para mostrar la idea de género", afirma López. Por ejemplo, antes se exponían exclusivamente reconstrucciones de homínidos machos, mientras ahora se exponen cada vez más estatuas que representan individuos de ambos sexos.

López valora positivamente que el museo de Madrid cuente con los históricos dioramas de los hermanos taxidermistas Benedito, que suelen representar a grupos enteros, con machos, hembras y juveniles.

"Yo creo que tenemos mucho trabajo que hacer. Tenemos que ir analizando todos los detalles con otra perspectiva. Se están empezando a mostrar modelos femeninos y eso cada vez se cuida más", explica la directora de cultura científica. De los 80 investigadores del museo, 63 son hombres, pero los tres principales cargos directivos están ocupados por mujeres.

Prohibido cazar

No es sencillo corregir sesgos heredados durante décadas de coleccionismo. "Hoy está prohibido ampliar nuestra colección cazando animales. Sin embargo, cuando recibimos nuevas muestras procuramos que haya machos, hembras y juveniles", explica Javier Quesada, conservador del Museu de Ciències Naturals de Barcelona.

"Estamos desarrollando un plan de igualdad de género que abarca las actividades que organizamos, quien las organiza, qué temas se tratan y qué lenguaje se emplea", afirma Lina Ubero, jefa de programas públicos del museo de Barcelona. Hace poco, el museo quitó las grandes letras que recibían a los visitadores rezando -'Benvinguts'- porque no eran suficientemente inclusivas.

"Planeta Vida, nuestra colección permanente, es muy moderna y no vemos problemas de lenguaje. Sin embargo, hay más investigadores que investigadoras en los audiovisuales. Abordar esto formará parte del plan", concluye Ubero.