04 jun 2020

Ir a contenido

Encuentro en Barcelona

Científicos urgen más recursos para desarrollar nuevos antibióticos

Cada año mueren en el mundo 700.000 personas por infecciones causadas por bacterias resistentes a fármacos

Efe

Cápsulas de antibióticos.

Cápsulas de antibióticos. / ELISENDA PONS

Médicos y científicos de varios países se reunirán en el CosmoCaixa de Barcelona la semana entrante en unas jornadas para reclamar más recursos para investigar sobre nuevos antibióticos para paliar el creciente problema del surgimiento de cada vez más bacterias multirresistentes.

Convocados por B-Debate, una iniciativa de Biocat y La Caixa y coorganizadas por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), las jornadas se celebrarán antes de la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antibióticos impulsada del 18 al 24 de noviembre por la Organización Mundial de la Salud.

Según han avanzado los organizadores, los expertos aprovecharán la cita de Barcelona para volver a alertar de la falta de nuevos antibióticos para combatir las infecciones y recordarán que cada año mueren en el mundo 700.000 personas por infecciones causadas por bacterias resistentes a fármacos, y se estima que en 2050 la cifra podría llegar a 10 millones.

Los mejores expertos

En España, unas 29.000 personas mueren cada año por infecciones ocasionadas por bacterias resistentes a los antibióticos, una cifra 30 veces superior a las muertes por accidentes en las carreteras, han subrayado los organizadores de las jornadas, que reclaman más inversión de las compañías farmacéuticas en este ámbito.

En el encuentro de Barcelona participarán los mejores expertos internacionales en microbiología y enfermedades infecciosas, como la microbióloga austríaca Ursula Theuretzbacher, fundadora en 1988 del Centro de Agentes Antiinfecciosos, o el médico francés que trabaja en un proyecto para desarrollar bacteriófagos Patrick Jault, que trabajó durante 25 años como médico militar en KosovoAfganistánMali y otros países africanos.

Los organizadores del encuentro han señalado que el objetivo es "debatir sobre diversas estrategias para el diseño de nuevos antibióticos" porque las bacterias resistentes a los antibióticos "son una amenaza de salud pública a nivel mundial".

El mal uso de los antibióticos

Según los especialistas, el mal uso y abuso de antibióticos ha hecho que los patógenos sobrevivan a los tratamientos y se vuelvan multiresistentes a estos fármacos.

Esta edición de B·Debate es la segunda dedicada a esta cuestión y a que en el 2013, los organizadores ya identificaron esta problemática de salud pública y plantearon un encuentro para ponerla sobre la mesa.

Dos años más tarde publicaron un artículo en la revista 'New Microbes and New Infections' y ahora quieren retomar otra edición para poner en común estrategias para encontrar nuevos antibióticos.

Los especialistas alertan que hay "una falta preocupante" de nuevos antibióticos en fase de desarrollo para combatir las infecciones por bacterias resistentes ya que en los últimos 30 años solo se ha aprobado una nueva clase de antibiótico para uso humano.

Solo uno de cada tres llega al mercado

A pesar de la investigación actual, se estima que solo un 33% de los antibióticos en fase clínica llegará al mercado. 
Una de las preocupaciones actuales de los investigadores es cómo hacer la transferencia de conocimiento de nuevas moléculas potenciales, que pueden revertir el problema, a la industria y, en este sentido, denuncian que el sector farmacéutico no invierte suficiente en este sector porque la inversión no siempre es económicamente rentable. 

Por eso, los científicos urgen que "la comunidad investigadora y la industria vayan de la mano", han señalado los organizadores de B·Debate.

Los expertos defienden que la solución tiene que venir, además, de una aproximación que integre la salud humanaveterinaria y ambiental, porque en el sector de la ganadería los antibióticos se utilizan para prevenir infecciones del ganado lo que contribuye a la multirresistencia de las bacterias. Es por ello que también reclaman un uso racional de fármacos en veterinaria como "clave para revertir la situación".