Ir a contenido

El futuro espacial

Esta es la nave con la que Jeff Bezos quiere llevar a turistas a la Luna | Vídeo

El jefe de Amazon ha desvelado el vehículo que querría lanzar en el 2024

AFP

Esta es ’Blue Moon’, la nave con la que Jeff Bezos quiere llevar turistas a la luna. / CLODAGH KILCOYNE (REUTERS / VÍDEO: EUROPA PRESS)

El hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, jefe de Amazon y de la compañía espacial Blue Origin, develó el jueves un proyecto de vehículo de alunizaje que quiere desplegar para transportar material y quizás humanos al polo sur de la Luna de aquí al 2024.

'Esto es Blue Moon', dijo en una presentación de prensa en Washington, cuando las cortinas descubrieron la enorme maqueta de una cápsula de alunizaje capaz de transportar 3,6 toneladas de material, y hasta 6,5 toneladas en una versión más pesada. "Es un vehículo increíble, e irá a la Luna", añadió.

El modelo ha sido diseñado durante los últimos tres años, indicó Bezos. Podrá llevar instrumentos científicos, cuatro pequeños rovers, pero también un futuro vehículo presurizado para humanos, según dijo.

En el polo sur

El objetivo es alunizar en el polo sur de la Luna, una región donde hay agua. Ésta puede explotarse para producir hidrógeno, que serviría luego de combustible para explorar el sistema solar.

Bezos no dio ninguna fecha para el primer lanzamiento de ese vehículo, pero dijo que estaría listo para cumplir con el objetivo marcado por la administración de Donald Trump, que prevé enviar a humanos a la Luna de aquí al 2024.

"Podemos ayudar a cumplir ese plazo, pero solamente porque empezamos hace tres años", declaró el director ejecutivo de Amazon. "Es hora de regresar a la Luna, pero esta vez para quedarnos allí".

Frenesí de actividad

El regreso a la luna en el 2024, anunciado por la Casa Blanca, ha sumido a la NASA en un frenesí de actividad desde finales de marzo, puesto que la misión estaba originalmente programada para el 2028.

Nada está listo: ni el poderoso cohete (SLS) que tiene que transportar los vehículos y los astronautas, ni los elementos de la futura mini estación en órbita lunar que servirá como punto de relevo entre la Tierra y la Luna, ni el vehículo para alunizar y los rovers que necesitan los astronautas, entre ellos la primera mujer que pisará el satélite natural de la Tierra.

Pero Bezos, quien ha hablado poco de los desarrollos de su compañía Blue Origin, fundada en el año 2000 y que financia con más de mil millones de dólares al año, ha dejado claro que quiere ayudar a la NASA.

La presentación de este jueves fue precedida por un largo monólogo sobre su pasión por el espacio. Describió las colonias espaciales futuristas imaginadas por el difunto físico Gerard O'Neill, mundos artificiales que podrían proporcionar a la humanidad el escape de una Tierra con recursos limitados.

"El trabajo de mi generación es construir infraestructura", dijo Bezos. "Construiremos un camino espacial".