Ir a contenido

DESAFÍO INTERNACIONAL

50.000 euros para quien logre identificar la base de un preparado homeopático

Una asociación de escépticos alemanes propone este particular reto para demostrar la ineficacia de la disciplina

La prueba deberá ser realizada ante notario y, además, tendrá que aportar toda la evidencia que demuestre su rigor

Valentina Raffio

Unas pastillas de homeopatía. 

Unas pastillas de homeopatía. 

Todo preparado homeopático que se precie respeta los principios básicos de su disciplina: una serie de sucesivas diluciones de la molécula que causa la enfermedad podrá utilizarse como cura para la misma. 'Similia similibus curentur', como decía Hahnemann. ¿Pero cuánto de la 'sustancia' original queda tras diluirla unas mil millones de veces en agua? Si es cierto que el agua tiene memoria, tal y como defienden los homeópatas, no debería ser demasiado difícil rastrear la base original del preparado homeopático, ¿verdad?

Pues este es el reto valorado en 50.000 euros que una asociación escéptica alemana, conocida como 'Society for Scientific Investigation of Parasciences' o GWUP (por sus siglas en alemán), plantea para dilucidar la validez (o no) de esta polémica disciplina disciplina. Para hacerse con la jugosa recompensa tan solo hará falta demostrar que es posible identificar la base de un preparado homeopático altamente diluido. Eso sí, siguiendo el protocolo pactado con la organización y comprometiéndose a publicar los resultados en una revista científica de alto impacto si los resultados realmente arrojaran un resultado convincente.

La dilución del éxito

El desafío internacional, publicado en España por la Sociedad para el Avance del Pensamiento crítico (ARP), consiste en identificar la sustancia base de una serie de preparados homeoápaticos proporcionados por la organización. Para 'facilitar' la tarea, la GWUP permite a los participantes escoger tres remedios homeopáticos que, de una manera u otra, sea capaz de distinguir bajo altas potencias de dilución.

Si la 'esencia' de la preparación base permaneciera tras las diluciones "debería ser posible predecir, al menos de manera general, qué remedio causaría qué efecto", argumenta el comunicado que da inicio al reto. Si así fuera, "debería ser posible utilizar esta propiedad para identificar los medicamentos en los preparados completados", continúa.

A partir de ahí, la organización escogerá doce botellas idénticas con muestras aleatorias de los tres preparados propuestos. El reto para los participantes será identificar en qué botellín se halla cada una de las sustancias. La prueba se considerará como superada si se identifican de manera correcta al menos once de las doce muestras, dejando una como margen de error.

El preparado para la victoria

Si el experimento logra identificar con éxito la base de los preparados homeopáticos, describe el proceso siguiendo el método científico y, posteriormente, el experimento es replicable por otro equipo de investigadores... ¡premio! La GWUP se compromete no tan solo a abonar los 50.000 euros de recompensa sino que, además, también se hará cargo de los gastos de desplazamiento y el coste del notario. 

El plazo de solicitud para el desafío no da lugar a prisas: del 10 de mayo de 2018 hasta el 30 de abril de 2020 cualquier profesional de la homeopatía, equipo de investigación o individual podrá enfrentarse al reto. 

"Según el conocimiento científico actual, es imposible definir este procedimiento. Pero si de verdad pudiera hacerse, la mayor parte del conocimiento científico del que disponemos hoy en día podría considerarse erróneo o incluso obsoleto", argumenta el comunicado. "Admitimos explícitamente que tal procedimiento aún no se conoce o no se reconoce científicamente", continúa. Así que, en caso de superar el desafío, el equipo ganador no tan solo se llevaría el premio en metálico sino que, además, podría desmentir todo el conocimiento científico actual.

Temas: Pseudociencia