Ir a contenido

El benefactor de la humanidad

Charles Michel de l'Épée, el padre de los sordos

También fungió como un educador que ayudó a los niños más pobres de Francia

El Periódico

El arte de enseñar a hablar a los sordomudos

El arte de enseñar a hablar a los sordomudos / Google

Charles Michel de l'Épée es el protagonista este día de uno de los doodles interactivos de Google. El buscador más importante del mundo celebra que un día como hoy, pero de hace 306 años, nació este abate y educador francés que fundó la primera escuela pública para sordos.

Cambió el modelo

Al disipar la idea errónea de que las personas con discapacidad auditiva eran incapaces de aprender, Charles Michel de l'Épée desarrolló un método visual que se convirtió en el modelo para la enseñanza de sordos y que cambió innumerables vidas en un momento en que muchas personas sordas fueron discriminadas.

"Todos los sordomudos que nos envían ya tienen un lenguaje", escribió. "Tiene el hábito de usarlo y entiende a otros que lo hacen. Con él expresa sus necesidades, deseos, dudas, dolores, etc., y no comete errores cuando los demás se expresan de la misma manera".

Los grandes inicios

Nacido en Versalles en este día en 1712, Charles Michel de l'Épée era hijo de un arquitecto que estudió teología y leyes antes de dedicar su vida a servir a los pobres. Comenzó a dar clases particulares a dos hermanas sordas que vivían en los barrios pobres de París y que se comunicaban a través de su propio lenguaje de señas. En 1760, utilizó su propia herencia para fundar la Institution Nationale des Sourds-Muets à Paris, una escuela para sordos abierta a todos, independientemente de su capacidad de pago.

La Asamblea Nacional francesa finalmente lo reconoció como un "benefactor de la humanidad" y afirmó los derechos de las personas sordas bajo la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de Francia. Su escuela continuó recibiendo fondos del gobierno y permanece abierta hasta el día de hoy con el nombre de Institut National de Jeunes Sourds de Paris.