Ir a contenido

SIN EFICACIA PROBADA

Casi uno de cada cinco españoles usa pseudoterapias y más de un 6% ve más riesgos que beneficios en las vacunas

El 20% reconoce utilizar terapias no avaladas como complemento y un 5% admite recurrir a estas como sustituto a los tratamientos médicos convencionales

Valentina Raffio

Unas pastillas de homeopatía. 

Unas pastillas de homeopatía. 

El 40,6% de los españoles reconoce tener un nivel de educación científica entre bajo y muy bajo. El 39% admite que, además, las asignaturas de ciencia siempre se le dieron mal. Aun así, son muchos los que deciden rehuir de las prácticas avaladas por la evidencia empírica y poner su salud en manos de disciplinas de dudosa eficacia. El 3,3% de los españoles reconoce que no confía en las vacunas infantiles, el 5,7% guarda recelo a la quimioterapia y el 23,3% duda de la efectividad de los antidepresivos. Las terapias denominadas alternativas, en cambio, se ganan el favor de la gente con un 32,8% de confianza en la acupuntura, un 25,4% a la homeopatía y un 16,3% al reiki.

Estos son los datos que arroja la nueva ‘Encuesta de percepción social de la ciencia y la tecnología’ presentada este mismo jueves por el Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, y la directora de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), Paloma Domingo. Según apuntan sus responsables, esta macroencuesta recoge la ‘confusión’ de la población española a la hora de distinguir entre terapias y pseudoterapias. Muestra de ello, el 20% de los encuestados que reconoce haber utilizado tratamientos sin eficacia contrastada como complemento a su tratamiento y el 5% que admite haberlos utilizado en sustitución a las terapias avaladas científicamente.

Esta elección terapéutica, que en muchos casos puede llegar a poner en riesgo la salud de los propios pacientes, está fundamentada en información poco rigurosa. La encuesta apunta a que internet se consolida como la principal fuente de información científica para un 40,3% de los ciudadanos y las redes sociales destacan como principal medio de información para este tipo de cuestiones para el 48,1%.

Desinformación científica y pseudociencias

¿Pero qué es lo que lleva a la gente a confiar en unas pseudoterapias y a desconfiar de los tratamientos empíricamente avalados? Esta es una de las preguntas sobre las que el Ministerio pretende investigar mediante estudios sociológicos dirigidos a entender qué lleva a los ciudadanos a creer en disciplinas engañosas pero con una amplia aceptación entre sus usuarios.

El riesgo real de estas pseudoterapias, según han destacado Duque y Domingo en la presentación de estos nuevos datos, es que los pacientes confíen en ellas hasta el punto que decidan abandonar los tratamientos avalados por la evidencia. Y esta es la situación en la que se podrían encontrar el 5% de encuestados que reconocen utilizar las terapias no avaladas como sustituto o el 6,4% que podrían dejar a sus hijos sin vacunar al creer que las vacunas infantiles conllevan un riesgo para la salud de los infantes.

Medidas frente a la desinformación

Esta es la primera vez que la encuesta sobre percepción social de la ciencia incluye un apartado específico para indagar sobre cuestiones relacionadas con las pseudoterapias. Estos datos llegan poco después de que el Ministerio de Salud y el de Ciencia anunciaran un plan conjunto para proteger la salud de los pacientes frente a este tipo de terapias sin eficacia probada.

Este nuevo estudio, en el que se recoge la opinión de 5.200 personas de más de 15 años y residentes en España, ha servido de pretexto para anunciar nuevas medidas frente a las pseudoterapias. Pedro Duque ha aprovechado la ocasión para hacer hincapié en la necesidad de mejorar la cultura científica de los ciudadanos para evitar la divulgación de bulos y la desinformación en este tipo de cuestiones. Y es por esto que, a partir de ahora, el Programa de Cultura Científica del Ministerio (coordinado por la FECYT) pasará a incluir iniciativas específicas contra las pseudociencias.

Temas: Pseudociencia