23 feb 2020

Ir a contenido

ANTIGUO EGIPTO

Una momia de 3000 años presenta los tatuajes más elaborados hallados hasta ahora

Los arqueólogos destacan que los 30 dibujos que presenta la mujer en el cuello, la espalda y los hombros no tienen "precedentes" y podrían indicar el "papel religioso destacado" de la difunta

El Periódico

Cuello tatuado de una mujer de unos 3000 años de antigüedad, descubiertos el pasado mayo.

Cuello tatuado de una mujer de unos 3000 años de antigüedad, descubiertos el pasado mayo. / ANNE AUSTIN

Una momia de mujer de unos 3000 años de antigüedad presenta los tatuajes más elaborados encontrados hasta el momento en un cuerpo de la época, lo cual podría indicar su cargo religioso destacado en la corte del faraón, según han revelado este miércoles una misión arqueológica francesa y las autoridades egipcias. El hallazgo de los tatuajes se realizó en mayo pasado, según  desveló la revista Nature, pero hasta este miércoles no se ha determinado la simbología religiosa de los mismos. "Desde cualquier ángulo que se mire a esta mujer, un par de ojos divinos te devuelven la mirada", aseguró en mayo Anne Austin, bioarqueólogo de la Universidad de Stanford en California, cuando presentó los resultados.

La momia tiene 30 tatuajes en el cuello, la espalda y los hombros, ha detallado en un comunicado el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de EgiptoMustafa Waziri, y estos no tienen "precedentes", ya que las otras momias solo presentan sencillos dibujos geométricos, puntos y líneas. La variedad y la cantidad de los tatuajes podrían indicar el "papel religioso destacado" de la difunta, ha agregado la nota.

Cargo distinguido

A pesar de que hasta el momento los arqueólogos desconocen su nombre y su función, consideran que podría haber desempeñado un cargo distinguido precisamente por tener en su piel dibujos de flores de loto, vacas y monos babuinos, además del ojo de Horus.

Lo que sí han podido determinar los expertos es que la momia pertenece a una mujer que vivió entre el año 1300 y 1070 a.C. y que tenía entre 25 y 34 años cuando falleció, según la nota.

La misión del Instituto Francés de Arqueología Oriental (IFAO), con sede en El Cairo, la descubrió en 2014 en la zona arqueológica de Deir al Medina, en la ciudad de Luxor, en el sur de Egipto.

Visibles todavía

Según el comunicado del Ministerio de Antigüedades egipcio, el equipo del IFAO ha usado las "técnicas más avanzadas" para analizar y revelar los detalles de los tatuajes, que aún pueden verse en los restos del cuerpo momificado.

La momia se ha mantenido en los pasados cuatro años en la tumba donde fue hallada en Luxor, para que permanezca en las mismas condiciones atmosféricas de hace 3000 años, agregó el Ministerio.

El cuerpo se remonta al Reino Nuevo, que se prolongó desde el año 1550 a.C. al año 1069 a.C. e incluyó las dinastías de faraones XVIII, XIX y XX.

Los primeros tatuajes descubiertos hasta la fecha son de hace 5000 años, pero no son tan elaborados. Eran de un toro salvaje y una oveja, dibujados en el brazo superior de una momia masculina, y unos motivos lineales y en forma de S en la parte superior del brazo y el hombro de una momia femenina, y fueron descubiertos también en unas momias egipcias.

Además, hay indicios de que Ötzi, el denominado hombre de hielo -que pobló la Tierra en hombre que falleció hacia el 3255 a. C. - tenía marcas o señales también tatuadas, aunque se cree que formaban parte de algún tratamiento médico terapéutico.