Ir a contenido

TERAPIAS POLÉMICAS

El quién es quién de la pseudociencia

Los de Josep Pàmies, Enric Corbera y Alberto Martí son nombres que se han rodeado de controversia

El charlatán sacamuelas, obra de Theodoor Rombouts.

El charlatán sacamuelas, obra de Theodoor Rombouts.

Hace tan solo unos días fueron muchos los que pusieron el grito al cielo al saber que Josep Pàmies, conocido agricultor catalán sin formación científica alguna, promocionaba unas conferencias sobre autismo en las que se aconsejaba el uso de un derivado de la lejía para curar esta enfermedad. Pero el caso de Pàmies no es ni el primero ni el último. En España hay un largo historial de personas que en los últimos años han acabado bajo la lupa de movimiento #StopPseudociencias

Fernando Cervera, miembro de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP), indica algunos de los supuestos profesionales de la salud que han ganado fama a base de promover terapias sin ningún aval científico y que, en más de una ocasión, podrían haber puesto en riesgo la vida de sus pacientes. "Estos son los primeros nombres que ahora mismo se me vienen a la cabeza, pero no son los únicos", explica Cervera. 

Isaac Goiz

Este doctor mexicano se presenta como el descubridor del biomagnetismo médico: una técnica integrativano invasiva basada en el posicionamiento de imanes en el cuerpo. Si bien no hay ninguna evidencia científica que respalde la eficacia de los imanes con fines curativos, en la web oficial de esta pseudoterapia se promociona su usa para tratar un sinfin de enfermedades: desde las infecto-contagiosas, hasta las degenertaivas, metabólicas, disfuncionales, autoinmunes, tumorales e incluso genéticas. 

En la larga lista de enfermedades que Goiz afirma curar mediante su técnica podemos encontrar infecciones respiratorias, gastrointestinales, Diabetes Mellitus, depresión, ansiedad, quistes, síndrome de Down, hemofília seguidos de un largo etcétera. Sin ir más lejos, en Youtube existen decenas de vídeos en los que este supuesto terapeuta explica las bondades de su técnica que, según él mismo cuenta en un vídeo de 2012, cuenta poder curar el sida.

En 2016, la plataforma de divulgación científica 'ULUM' publicó un artículo denunciando las prácticas de este supuesto terapeuta. En este se alega que Goiz ha construido su currículum bajo falsas titulaciones entre las que, además, se incluyen menciones con diferentes centros españoles. 

Enric Corbera

Creador del método de la bioneuroemoción: una disciplina que busca el bienestar emocional mediante la combinación de enfoques "científicos, filosóficos y humanistas". Sobre esta teoría, sin sustento científico alguno y en parte plagiada de otras pseudociencias, Corbera ha creado un imperio que empieza por un instituto que lleva su nombre y continúa con libros, charlas, cursos e incluso posgrados. Según este enfoque, las enfermedades estarían causadas principalmente por conflictos emocionales.

Según relata 'El Español, en el 2014, Corbera expuso ante un auditorio lleno de gente el caso de Marisa: una paciente que había acudido a él para tratarse de un cáncer y que, gracias a sus consejos de sanación emocional en los que se incluían aislamientos completos, supuestamente había conseguido curarse. Un año después, esta mujer falleció por las consecuencias de su enfermedad. Tras este suceso, el Col·legi de Psicòlegs de Catalunya emitió un comunicado alertando de los peligros de la bioneuroemoción.

Rafael Torres

Licenciado en Medicina, doctor por la Universidad de Valencia y presidente de la Sección Colegial de Médicos Acupuntores, Homeópatas y Naturistas del Colegio Oficial de Médicos de València. En la web de su consulta, Rafael Torres ofrece tratamientos como homeopatía, terapia neural, acupuntura y ozonoterapia para tratamiento del dolor, dejar de fumar e incluso frenar el envejecimiento. 

En el 2017, 'El Español' publicó un reportaje explicando que Torres utilizaba terapias pseudocientíficas en su consulta. Es el caso, por ejemplo, de la hidrocolonterapia (introducción de agua por el ano mediante una manguera) o inyecciones de ozono por vía anal para tratar el VIH.

Alberto Martí Bosch

En su página de Facebook, que actualmente cuenta con unos 24.055 seguidores, Alberto Martí Bosch se define como un oncólogo pediátrico que abandonó su puesto tras años de trabajar con tratamientos convencionales que producían "escasos resultados" y "enorme sufrimiento para los pacientes". Ahora, según explica él mismo en su biografía, se dedica a abordar el cáncer de forma holística.

El nombre de Bosch empezó a hacerse conocido a raíz del escándalo del Bio-Bac, cuando estuvo entre los detenidos por recetar un falso medicamento sin composición fija, sin eficacia demostrada, fabricado sin garantías sanitarias y comercializado sin la aprobación del Ministerio de Sanidad.

Hace poco menos de un mes, este supuesto doctor volvió a saltar a la fama cuando 'El País' publicó la historia de Rosa: una mujer que había fallecido tras intentar tratar un cáncer con homeopatía. Según se explica en el reportaje, Bosch le recetó a sus paciente seis preparados homeopáticos, seis fitoterapétuticos, cinco ortomoleculares, hidroterapia y oligoelementos. Menos de un año más tarde, Rosa falleció.

Temas: Pseudociencia