Ir a contenido

DISTINTIVOS DE EXCELENCIA

3 claves para entender la polémica del "programa de excelencia" Severo Ochoa

Los criterios de selección de la convocatoria, el proceso de evaluación de los centros y los institutos seleccionados

Valentina Raffio

El Institut Català dInvestigació Química (ICIQ) es reconocido a nivel internacional como uno de los centros punteros en química básica

El Institut Català dInvestigació Química (ICIQ) es reconocido a nivel internacional como uno de los centros punteros en química básica / JOAN REVILLAS

Tras la publicación de un reportaje sobre la expulsión provisional del Institut Català d’Investigació Química (ICIQ) del programa Severo Ochoa la polémica no tardó en llegar. El 30 de julio, con la publicación de la resolución provisional del programa, el ICIQ quedaba fuera de los centros más destacados del país según el dictamen de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y, en última instancia, del recién fundado Ministerio de Ciencia, Universidades e Innovación (antes Ministerio de Economía y Competitividad).

Una decisión que, de acuerdo con los responsables del ICIQ, acaba por excluir un centro de investigación puntero, avalado por rankings internacionales y con un amplio soporte entre autoridades científicas en la materia. Algo a lo que el Ministerio ha respondido alegando que el programa Severo Ochoa se basa en "criterios de excelencia internacionales".

Estas son algunas de las claves para entender el conflicto

1. Los criterios de selección

Los centros de investigación que se presentan al programa Severo Ochoa son evaluados según dos tipos de criterios: las características de la institución y la calidad de su programa. En el primer apartado, sobre la institución, se evalúan los resultados de la investigación realizada, el equipo, los medios humanos y materiales, el liderazgo internacional, la formación e incorporación de recursos humanos, la financiación obtenida de otras fuentes y la organización y capacidades de gestión del centro. En el segundo apartado, centrada en la estrategia del centro, se evalúan los objetivos científicos y estratégicos, la formación e incorporación de recursos humanos, la internacionalización y otras colaboraciones, la oportunidad y viabilidad y los resultados esperados en exploración y difusión. Estos criterios, según apuntan las fuentes consultadas, pueden arrojar, depende de cómo se contemplen, unos resultados u otros. En el caso del Institut Català d'Investigació Química, por ejemplo, la crítica sobre la falta de transferencia de conocimiento se fundamentaba tan solo en la falta de patentes. 

Los informes sobre la "calidad" de los centros son elaborados por unos comités de expertos internacionales divididos en áreas temáticas. El primero, para evaluar a los centros dedicados a la investigación sobre Ciencias de la Vida. El segundo, para los centros de Matemáticas, Ciencias Experimentales e Ingenierías. El tercero, para Humanidades y Ciencias Sociales. En este caso, muchos de los expertos consultados cuestionan la viabilidad de la segunda categoría, en la que se evalúan centros de disciplinas tan diversas como Matemática, Física, Biología, Geología e Ingenierías. Un aspecto que, de acuerdo con los investigadores consultados, dificultaría la evaluación objetiva de los centros. 

2. El proceso de selección

La decisión sobre qué centros merecen formar parte del programa Severo Ochoa y qué centros no son incluidos depende, en gran parte, de los informes elaborados por estos comités científicos. Sin embargo, según se especifica en los criterios de la convocatoria del programa (artículo 21, evaluación y selección - p. 36, 37), la decisión final depende de una comisión de evaluación.

Este órgano está formado por un presidente (titular de la Agencia Estatal de Investigación), un vicepresidente (titular de la subdivisión de Planificación y Gestión Administrativa) y vocales (titular de la Subdivisión de Programas Científico, Técnicos Transversales, Fortalecimiento y Excelencia, el titular de la Subdivisión de Programas Temáticos Científico-Técnicos, el titular de la Subdivisión de Coordinación y Evaluación, un experto en representación del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, los presidentes de los tres comités científicos y el coordinador general de los comités científico-técnicos) y un secretario.

3. El falso anticatalanismo de la resolución

La decisión de excluir el Institut Català d'Investigació Química del programa Severo Ochoa no responde a criterios anticatalanistas. Muestra de ello es que entre los otros cinco centros de investigación seleccionados por el programa Severo Ochoa de este año, figura el Institut Català de Nanociència i Nanotecnologia (ICN2, Barcelona), además del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA, Granada), el Centro Nacional de Biotecnología (CBN, Madrid), el Basque Center for Applied Mathematics (BCAM, Bilbao) y el Instituto de Neurociencias (IN, Alicante). Por otro lado, también hay que recordar que este año dentro del programa María Maeztu para unidades de investigación de excelencia se han seleccionado instituciones como el Instituto de Física Interdisciplinar y Sistema Complejos (IFISC, Palma de Mallorca), el Basque Centre for Climate Change (BC3, Leioa), el Centro de Investigación Cooperativo en Biomateriales (CICbiomaGUNE, Donostia), el Institut de Neurociències de la Universitat de Barcelona (UBNeuro, Barcelona), el Centro de Astrobiología (CAB, Torrejón de Ardoz), el Instituto de Física de Cantabria (IFCA, Santander) y el Institut de Química Teòrica i Computacional (IQTCUB, Barcelona).

A ello cabe sumarles todos los otros centros de investigación que siguen formando parte del programa Severo Ochoa como el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC, Madrid), el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO, Madrid), el Institute for Research in Biomedicine (IRB, Barcelona), el Centre de Regulació Genómica (CRG, Barcelona), el Centre de Recerca en Agrigenómica (CRAG, Cerdanyola del Vallés), el Institut de Bioenginyeria de Catalunya (IBEC, Barcelona), el Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas (CBGP, Madrid), el Barcelona Supercomputing Center (BSC-CNS, Barcelona), el Institut de Ciències Fotòniques (ICFO, Castelldefels), el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC, Santa Cruz de Tenerife), el Institut de Ciencias Matemáticas (ICMAT, Madrid), el Institut de Física d'Altes Energies (IFAE, Cerdanyola del Vallés), el Instituto de Física Teórica (IFT, Madrid), el Instituto de Tecnología Química (ITQ, Valencia), el Instituto de Física Corpuscular (IFIC, Paterna), el Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (ICMAB, Barcelona), el Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Nanociencia (IMDEA, Madrid), el Graduate School of Economics (GSE, Barcelona), el Basque Center on Cognition Brain and Language (BCBL, Donostia).

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.