Ir a contenido

AVANCES DE CIENCIA

Deporte sí, pero con sentido común

Aunque una actividad física bien practicada disminuye el riesgo cardiovascular, una mal practicada lo aumenta considerablemente según Fabien Guez

El cardiólogo y periodista francés da algunas claves para preservar la salud de nuestro corazón en un libro que sale la semana que viene

Fabien Guez

Fabien Guez, autor de Cómo no tener un ataque al corazón (Editorial Urano, 2018)

Fabien Guez, autor de Cómo no tener un ataque al corazón (Editorial Urano, 2018)

Extracto de 'Cómo no tener un ataque al corazón' de Fabien Guez, ilustraciones de Lefred-Thouron (Editorial Urano, 2018).

2. Deporte… para tener un ataque al corazón

De cada 10 personas que practican deporte:

–  5 no practican un deporte adaptado a su perfil.

–  5 hacen el deporte adecuado, pero 4 lo practican mal.

Conclusión: solo 1 persona de cada 10 obtiene un beneficio óptimo para su salud. ¡Con esto está todo dicho!

Me da mucha rabia cuando oigo a las personas de mi entorno y a mis pacientes describir la actividad física que practican, confundir deporte y actividad física, placer y rendimiento, resistencia anaeróbica y resistencia aeróbica, «ser deportista» y «haber sido deportista».

Me da mucha rabia no tener tiempo para explicar a mi entorno y a mis pacientes cómo practicar una actividad física controlada, adaptada, regular y progresiva, con un material adecuado y una iniciación mínima.

Me da mucha rabia no conseguir explicar que una actividad física bien practicada permite evitar al menos el 80 % de las enfermedades y alargar considerablemente la esperanza de vida, vivir mejor y durante más tiempo.

Pero el deporte no es un capital, y sus beneficios se esfuman tan rápido como se producen. Suelo comparar el deporte con las compañías aéreas: hay que volar mucho para acumular millas, pero se pierden en cuanto las utilizas.

¡Un campeón de Francia de ciclismo que haya abandonado la práctica de todo deporte tendrá, al cabo de dos años, el mismo corazón que una persona casera y sedentaria de toda la vida!

En cuanto al corazón, es el primer órgano que se beneficia de una actividad física bien practicada. Y esto se aplica tanto al corazón sano como al enfermo.

Pero, ¡cuidado!

Aunque una actividad física bien practicada disminuye el riesgo cardiovascular, una actividad física mal practicada lo aumenta considerablemente.

TEST DEL DEPORTE

1.  Los beneficios del ejercicio físico son definitivos.

2.  Correr 5 km quema al menos 1.000 calorías.

3.  30 minutos de actividad física en un medio urbano muy contaminado equivalen a fumar 10 cigarrillos.

4.  Una persona sedentaria que se pone a practicar de repente un deporte intenso multiplica su riesgo cardiovascular por 10.

5.  El deporte adelgaza.

6.  Disfrutar con el deporte mejora el rendimiento.

7.  La actividad deportiva aumenta la esperanza de vida.

Respuestas

1.  Falso.

2.  Falso, unas 200.

3.  Verdadero.

4.  Falso, por 100.

5.  Falso.

6.  Verdadero.

7.  Verdadero.

CONSEJOS PARA DEPORTISTAS QUE DESEEN TENER UN ATAQUE EL CORAZÓN

✔  Haz deporte sin control médico.

El control médico no pretende señalar las contraindicaciones del deporte, sino aconsejar la manera de practicarlo mejor y más segura.

✔  Practica deporte menos de una vez a la semana.

Practicar deporte una vez a la semana no es suficiente para conseguir un beneficio para la salud. Para simplificar, digamos que el organismo «olvida» al cabo de tres o cuatro días aproximadamente el 70 % de lo que ha conseguido. Si practicas una vez a la semana, es como  si empezaras siempre de cero. Es una pena…

✔  Practica una actividad física que no te guste.

Todos los estudios demuestran que el «deporte suplicio» apenas produce beneficios  para la salud. De todas maneras, una  actividad física practicada a la fuerza  nunca  se  hace bien.  Sin embargo, siempre hay una  actividad física que  se adapta a ti.

✔  Fuma antes o después de hacer deporte.

Nunca hay que fumar durante la hora anterior a la actividad deportiva ni durante las dos horas  siguientes: la nicotina causa  una  hiperexcitabilidad cardíaca, que  puede provocar una muerte súbita.  También genera una secreción de adrenalina que  acelera el corazón  y contrae las arterias. Asimismo, puede provocar una hipoglucemia. Además, el humo contiene monóxido de carbono, que  disminuye la oxigenación de los músculos al desplazar al oxígeno de la hemoglobina.

✔  No te preocupes al menor síntoma ocasionado por el esfuerzo.

Hay que considerar como sospechoso cualquier síntoma que se manifieste durante o justo después de hacer un esfuerzo: si sientes dolor torácico, palpitaciones, mareo  o ahogo  inusual  debes consultarlo con un médico. Estos consejos se aplican tanto al principiante como al deportista habitual, aunque esté bien entrenado.

✔  Empieza bruscamente a hacer un esfuerzo intenso.

Cuando  comenzamos bruscamente a realizar  un esfuerzo, utilizamos  poco oxígeno y trabajamos de forma anaeróbica. La energía necesaria se obtiene directamente del músculo utilizado. Para la persona sana,  puede suponer una limitación  rápida  del esfuerzo. Para la persona potencialmente cardíaca, puede provocar una brusca subida de la tensión arterial y de la frecuencia coronaria, incluso un grave trastorno del ritmo que ocasione una muerte súbita.

El calentamiento es la base  de toda  actividad deportiva. Para el buen mantenimiento del sistema cardiovascular, es preferible practicar deportes de resistencia aeróbica (ciclismo, atletismo o natación), aunque no está prohibido asociarlos a una actividad anaeróbica moderada (musculación o gimnasia).

✔  Deja bruscamente de hacer un esfuerzo intenso.

✔➼ Bebe alcohol la víspera de una prueba deportiva.

✔➼ Practica con gente de un nivel superior al tuyo.

✔➼ Practica una actividad física con fiebre.

✔➼ No te hidrates durante una actividad física de más de media hora.

✔➼ Practica deporte con 5 °C bajo cero o con más de 30 °C.

✔➼ Dópate, aunque sea un poco y de forma ocasional.

Por todas partes oímos: «¡Practica deporte, haz ejercicio físico!», pero nadie dice: «Practica el deporte adecuado y, sobre todo, practícalo bien».

Por esa razón, es obligado reconocer que, paradójicamente, una gran mayoría de deportistas no disfrutan como deberían de los beneficios del deporte para su salud. Peor aún: la actividad física mal practicada tiene efectos perjudiciales para el corazón y la salud, por no hablar de los efectos nefastos para las articulaciones, los tendones, los músculos o los huesos. Y es una pena, porque una actividad física regular, moderada y progresiva puede proporcionar rápidamente un auténtico corazón de atleta.

No hay que confundir al deportista habitual con el exdeportista que retoma el ejercicio, ni con el sedentario que empieza a practicarlo.

LOS EFECTOS DEL DEPORTE PARA EL CORAZÓN

A grandes rasgos, el lado izquierdo del corazón recibe la sangre oxigenada de los pulmones y la envía, mediante sus contracciones, a todas las partes del cuerpo, a los músculos y a los órganos. Estos extraen el oxígeno de la sangre que llega y expulsan el CO2 en las venas, que retornan al lado derecho del corazón y, a continuación, a los pulmones para recargarse de oxígeno.

Cuando hacemos un esfuerzo, la respiración se acelera para facilitar el intercambio de gases (oxígeno/CO2)  y la frecuencia cardíaca aumenta para llevar más sangre oxigenada a los músculos. Además, las arterias se dilatan para incrementar el flujo de sangre que estos reciben.

Con el entrenamiento, el corazón, sobre todo el ventrículo izquierdo, aumenta ligeramente de volumen y mejora su fuerza de contracción. De este modo, la sangre llega con más facilidad a los músculos.

CÓMO PRACTICAR UN DEPORTE BENEFICIOSO  PARA LA SALUD Y EVITAR UN ATAQUE AL CORAZÓN

✔➼ Elige un deporte adaptado a tu morfología y tu psicología.

✔➼ Aprende buenos hábitos.

✔➼ Después de un periodo prolongado de inactividad, recupera la práctica de forma progresiva.

✔➼ Practica al menos dos veces por semana.

✔➼ Elige bien el equipo.

✔➼ Da preferencia a la resistencia aérobica y acompáñala con resistencia anaeróbica.

✔➼ Realiza un calentamiento antes de cualquier actividad deportiva, y ejercicios de estiramiento después.

✔➼ No hagas ejercicio en un ambiente muy contaminado.

✔➼ Hazte un chequeo médico.

✔➼ Y, sobre todo, no dudes en preguntar.

En reposo, el corazón bombea 5 litros de sangre por minuto (es el débito cardíaco). Cuando se hace un esfuerzo, este débito puede alcanzar los 18 litros en la persona sedentaria y los 35 en el deportista de nivel internacional. Pero los efectos beneficiosos de la actividad física para el sistema cardiovascular no acaban ahí: la sangre se vuelve más fluida y se coagula menos, el colesterol total baja y la parte de «colesterol bueno» o HDL,  que protege nuestras arterias, aumenta. Hasta ahora, no hay ningún medicamento que suba el HDL,  solo se consigue con la actividad física.

Por otra parte, sabemos que un estado inflamatorio aumenta el riesgo cardiovascular. La actividad física disminuye la inflamación.

DEPORTE Y DROGAS, UNA IDEA ESTUPENDA PARA TENER  UN ATAQUE AL CORAZÓN

El dopaje permite, de forma artificial, mejorar el rendimiento deportivo y aumentar la potencia y la resistencia, así como enmascarar el cansancio.

Por desgracia, suele asociarse el deporte con el dopaje. Los deportistas de alto nivel tienen, en cierto modo, una obligación de conseguir resultados, y las consideraciones económicas la refuerzan. Además del fraude, la factura para la salud, en particular para el sistema cardiovascular, puede ser muy elevada.

Explícale a una joven y flamante gloria de 20 años, que gana una fortuna de repente, que está poniendo en peligro su salud… Te responderá que ya se ocupará de ello más adelante.

Un jugador de baloncesto de alta competición llegó un día a mi consulta para un chequeo de aptitud en relación con la práctica de su deporte. Al hacer la ecografía del corazón, descubrí una anomalía cardíaca (miocardiopatía obstructiva) que puede provocar la muerte súbita. Sentí mucho decirle que el deporte de alto nivel estaba contraindicado en su caso. Me respondió que consultaría a otros médicos hasta conseguir su autorización. Nunca logré ponerme en contacto con su entrenador…

Las sustancias dopantes más conocidas son los esteroides anabolizantes, los corticosteroides y los estimulantes de todo tipo, como la efedrina. Sin embargo, muchos otros productos medicinales, desviados de su uso original, se convierten en sustancias dopantes.

Por supuesto, las drogas «ilegales» están prohibidas en cualquier competición deportiva y, evidentemente, se desaconsejan en cualquier deporte en general.

Con frecuencia, estas drogas son la gota que colma el vaso y provoca el accidente coronario, sobre todo al realizar un esfuerzo por parte del enfermo cardíaco que se cree sano.

➼ La cocaína (y las anfetaminas como el éxtasis), potente psicoestimulante, aumenta el pulso, provoca arritmia, eleva la tensión arterial, mucho más si se realiza un esfuerzo físico, y puede causar un ataque al corazón, así como la muerte súbita. Contrae  los vasos sanguíneos periféricos y acelera la respiración. Disminuye la fluidez de la sangre. Es aún más temible para el fumador y en caso de consumo de alcohol asociado. El crack, derivado de la cocaína, que se consume mediante inhalación, tiene un efecto más breve, pero más potente.

➼ La heroína, un potente opiáceo que se obtiene de la adormidera, es una morfina modificada químicamente. El heroinómano que practique una actividad deportiva puede sufrir depresión respiratoria, ralentización importante de la frecuencia cardíaca, bajada de la tensión arterial, síncope e, incluso, muerte súbita.

➼ La cafeína, inofensiva en dosis normales, incluso buena para la salud, puede, en altas dosis, disparar la tensión arterial o provocar trastornos del ritmo cardíaco.

➼ El cánnabis, como marihuana en tabaco o como hachís en resina desecada (mucho más potente), acelera la frecuencia cardíaca, disminuye la atención y la concentración (peligroso, por ejemplo, para los deportes de motor) y provoca bajadas repentinas de tensión.

➼ El popper —nitritos inhalados— es euforizante y mucho más afrodisiaco que el cuerno de rinoceronte. Puede provocar bajadas de tensión e, incluso, insuficiencia respiratoria.

➼ Los magic mushrooms, las setas alucinógenas, pueden provocar, en el enfermo coronario, un infarto de miocardio.

➼ El GHB  (gammahidroxibutirato), mezclado con alcohol, es un desinhibidor sexual. Puede provocar una fuerte ralentización de la frecuencia cardíaca y una bajada de tensión.

Pero la creatividad y la curiosidad humanas son tales que se utilizan a veces sustancias como desodorantes, insecticidas, éter, pegamento o disolventes, las cuales pueden causar una muerte súbita.

➼➼¿Cómo no mencionar las bebidas energizantes (y no energéticas), sutiles cócteles de cafeína y taurina que, sobre todo mezcladas con alcohol, pueden provocar trastornos cardíacos? Por no hablar de los medicamentos desviados de su uso habitual y utilizados con efectos dopantes, como la metadona, los vasoconstrictores nasales (la efedrina), la ketamina (de empleo veterinario) o algunos anestésicos.

DEPORTE Y TABACO

TEST DE DEPORTE Y TABACO

1.  La actividad física reduce los efectos del tabaco.

2.  Los jóvenes deportistas fuman mucho menos que los jóvenes sedentarios.

3.  Hacer deporte permite limpiar los pulmones.

4.  Los efectos beneficiosos dejar el tabaco en relación con el deporte aparecen al cabo de 24 horas.

Respuestas

1.  Falso.

2.  Verdadero, 3 veces menos.

3.  Falso.

4.  Verdadero.

Los deportistas fumadores albergan muchas creencias, por supuesto falsas. No obstante, es cierto que los deportistas fuman algo menos que las personas sedentarias (un 24 %

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.