Ir a contenido

INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN

Ética para robots en el programa Recercaixa

20 nuevas investigaciones despegan gracias al programa de ayudas, enfocado en las ciencias sociales y de la salud

Valentina Raffio

El equipo dirigido por Miquel Domènech (derecha), responsable de una de las investigaciones becadas por el programa RecerCaixa.

El equipo dirigido por Miquel Domènech (derecha), responsable de una de las investigaciones becadas por el programa RecerCaixa. / RICARD CUGAT

La fundación bancaria La Caixa y la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP) han entregado hoy veinte ayudas para el desarrollo de proyectos de excelencia en el ámbito de las ciencias sociales y de la salud. En su octava edición, el programa Recercaixa ha optado por impulsar proyectos que abordan problemáticas sociales desde una perspectiva innovadora y participativa. Entre los premiados destacan investigaciones centradas en la implicación ética en el desarrollo de la robótica, el efecto de la contaminación en la función cognitiva de los adolescentes y la prevención de la violencia de género, entre muchos otros. Sumando todas las ediciones de Recercaixa, desde este programa se han impulsado un total de 117 proyectos de 31 universidades y centros de investigación de toda Catalunya.

Entre los premiados de este año destaca Ética para los robots que nos cuidan, investigación liderada por el psicólogo social Miquel Domènech de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). El proyecto nace de la inquietud por conocer en profundidad de qué manera la sociedad se imagina el futuro del cuidado asistencial, sobre todo en relación con la incorporación de inteligencia artificial en determinados espacios de carácter hospitalario. En esta misma línea, Domènech destaca que "tradicionalmente, los robots habían sido pensados para sustituir a las personas en determinadas tareas. Sin embargo, existen cada vez más proyectos en que estas máquinas se crean para no parar reemplazar, sino para interaccionar directamente con los humanos. De ahí la importancia de promover una reflexión colectiva en torno al futuro de estas interacciones".

Expectativas, miedos y esperanzas sobre los robots

¿Qué funciones debería realizar un robot de cuidado asistencial? ¿En qué situaciones deberían producirse las relaciones entre estas máquinas y las personas? ¿Son estas interacciones entre robots y humanos auténticas? ¿Cuáles son las preocupaciones de aquellos que ya se relacionan con inteligencia artificial? En el proyecto de ética para robots liderado por Domènech, el objetivo será analizar todas estas preguntas para determinar de qué manera las personas imaginan sus futuras interacciones con los robots. En este sentido, Domènech explica: “La tecnología per se no es ni buena, ni mala, ni neutra. Por el mero hecho de que exista, está claro que va a producir cambios en las dinámicas sociales. Y es justamente por ello que debemos analizar, como sociedad, qué expectativas tenemos respecto a esto”. En la investigación se tendrán en cuenta de especial manera a dos colectivos: infantes y personas mayores que utilizan aparatos de inteligencia artificial para la asistencia sanitaria. Es el caso, por ejemplo, del desarrollo de juguetes robot para acompañar a los niños en sus estancias hospitalarias o de aparatos de tele asistencia para personas mayores.

Este proyecto será liderado por un equipo interdisciplinar formado por profesionales de la ingeniería, la enfermería, la psicología social y la sociología. En este sentido, Domènech destaca: "La idea es poder cubrir todos los ámbitos que el tema plantea. Lo que proponemos no es una cuestión fácil que se puede resolver desde una sola perspectiva, razón por la cual necesitamos abordar el tema desde diferentes  puntos de vista". En un principio, Ética para los robots que nos cuidan se desarrollará en dos años: un primero para la recogida de datos y un segundo para impulsar un proceso de reflexión colectiva sobre esta cuestión. Al finalizar este periodo, los investigadores elaborarán recomendaciones éticas para tener en cuenta en el desarrollo de la robótica. En el fondo, la idea es que si los robots son el futuro, que sea la sociedad quién decida su rumbo. 

0 Comentarios
cargando