Ir a contenido

EXPOSICIÓN CIENTÍFICA

Un mundo resumido en cifras

El edificio histórico de la Universitat de Barcelona acoge una curiosa muestra sobre la importancia de los números

Todos los procesos y objetos de la Tierra pueden ser traducidos a lenguaje matemático

Antonio Madridejos

El profesor Javier Tejada, catedrático de Física de la UB, en la exposción Los números y la humanidad.

El profesor Javier Tejada, catedrático de Física de la UB, en la exposción Los números y la humanidad. / FERRAN SENDRA

No se tiene la más remota idea de cuándo los humanos empezaron a emplear términos numéricos para distinguir un solo objeto de varios objetos, pero la representación más antigua de unos números tiene unos 5.000 años y procede de Uruk, una ciudad de la antigua Sumeria a orillas del Éufrates. Era unos símbolos, rudimentarios a nuestros ojos, que se formaban por adición de palos o bastones. Hoy, los números son un lenguaje universal que nos permite traducir, reconstruir e interpretar todo lo que sucede en la Tierra. Perdón, en el Universo.

En el cuerpo humano, por ejemplo hay aproximadamente 6.700 cuatrillones de átomos, el hierro se funde a una temperatura de 1.538 grados, una medusa tiene un 96% de agua, la población mundial asciende a 7.600 millones de habitantes, un espermatozoide se mueve a 5 micras por segundo, hay actualmente 6.900 millones de monedas de un euro en circulación, cada minuto se efectúan 3.5 millones de búsquedas en Google y existen 160 idiomas con menos de 10 hablantes.

Los datos proceden de una curiosa exposición inaugurada en el vestíbulo del edificio histórico de la Universitat de Barcelona (UB), en la plaza del mismo nombre, y que es apta para el público adulto en general, aunque quienes más disfrutarán son los aficionados a la aritmética que controlan fácilmente las magnitudes con muchos ceros.

Uno de ellos es el comisario de la muestra, Javier Tejada, catedrático de Física de la UB y especialista en magnetismo cuántico, que muestra con delectación los resultados de un sueño iniciado hace dos años. «Se me ocurrió durante un viaje a Italia y luego lo fuimos perfilando con los colegas del GISME, un grupo de reflexión de la UB en el que están representados catedráticos veteranos y jóvenes estudiantes. «Siempre que pensamos en alguna cosa hay un número detrás. La naturaleza está hecha de lenguaje matemático», resume,

«No queríamos hacer un homenaje al número como disciplina matemática, sino por su importancia en la vida real», prosigue Tejada. De hecho, la exposición, que solo se puede visitar de lunes a viernes, está dividida en los más diversos ámbitos del conocimiento, desde la biología y la economía hasta la movilidad, la agricultura y la psicología.

Sin opinión. Solo datos

La exposición, breve y con un diseño humilde pero muy claro, necesario para la oscuridad del vestíbulo que la acoge, está formada 250 viñetas de  información distribuidas por plafones blancos. Los datos se presentan desnudos, «sin apenas explicación y sin opinión», dice el comisario. De lo que se trata es de que la observación de los paneles genere debate: «Las mujeres de Malí tienen 7,52 hijos de media. ¿Qué sucederá dentro de pocas décadas?», pone como ejemplo Tejada. «Al ritmo de consumo actual, es cuestión de décadas que se acabe el petróleo. ¿Cuándo reduciremos la superdependencia actual?», añade.

El elemento más tecnológico son los 13 contadores virtuales que se proyectan sobre algunos plafones y que muestran cómo cambian los datos a medida que el visitante recorre la exposición. La población mundial asciende, por ejemplo, a razón de 2,5 personas por segundo, mientras que se emite en el mismo tiempo poco más de una tonelada de dióxido de carbono de origen antrópico. La deforestación, finalmente, se ha cobrado en las dos primeras del año unas 170.000 hectáreas.

Otro de los deseos de Tejada era vincular estrechamente la muestra a los objetivos de desarrollo sostenible propuestos por la ONU». Así, la muestra está repleta de información vinculada al cambio climático, la desnutrición, la alfabetización, la igualdad de género o el agotamiento de los recursos.  Por supuesto, todos los capítulos pueden ser resumidos con pinceladas numéricas.

El reto final para frikis numéricos 

El último capítulo de la exposición es un cuestionario con preguntas sorprendentes –muchas son prácticamente de concurso– que fascinarán a los más frikis numéricos, como a) ¿cuánto pesaría una pelota de fútbol hecha de oro?, b) ¿cuántos habitantes han poblado la Tierra a lo largo de la historia? o c) ¿cuánta orina produjimos los humanos el año pasado? Para abrir la curiosidad, las respuestas son a) 110 kilos, b) 100.000 millones y c) La muestra no precisa los litros, pero sería suficiente como para llenar mil veces el volumen del Empire State de Nueva York.


La exposición, que será visitable hasta el 7 de febrero y que con posterioridad viajará por España, ha sido posible gracias a la colaboración del Ministerio de Economía y Competitividad y de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), así como de diversas entidades científicas y empresas privadas.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.