Ir a contenido

TELESCOPIO ESPACIAL KEPLER

Un sistema solar como el nuestro, con ocho planetas, a 2.500 de años luz

La estrella Kepler-90, similar al Sol, mantiene la misma estructura con los cuerpos más pequeños en la zona interior

Agencias

Representación gráfica del sistema Kepler-90 (arriba) y de nuestro sistema solar, ambos con ocho planetas conocidos.

Representación gráfica del sistema Kepler-90 (arriba) y de nuestro sistema solar, ambos con ocho planetas conocidos. / WENDY STENZEL (NASA)

La Vía Láctea está llena de cientos de billones de mundos esperando a ser descubiertos. En 2014, usando datos del telescopio espacial Kepler, científicos de la NASA descubrieron siete planetas orbitando Kepler-90, una estrella similar al Sol a 2.500 años luz.

Ahora, un octavo planeta acaba de ser identificado en este sistema planetario, haciendo que empate en número de planetas con el sistema solar. El nuevo astro ha sido bautizado como Kepler-90i, es caliente y rocoso y el más pequeño de los ocho planetas en el sistema Kepler-90. Orbita tan cerca de su estrella que pasa un "año" en solo 14 días.

Se estima que la temperatura promedio de la superficie en Kepler-90i ronda los 420 grados centígrados.

Aunque se trata del primer sistema solar conocido con ocho planetas, el mismo número que el nuestro, los investigadores están convencidos de que puede haber muchos más.

El sistema Kepler-90 está además configurado como el sistema solar, con los pequeños planetas ubicados cerca de su estrella y los grandes planetas más alejados. Este patrón es evidencia de que los planetas gaseosos externos del sistema, que son aproximadamente del tamaño de Saturno y Júpiter, se formaron de una manera similar a los que hay en el sistema solar.

Órbitas mucho más compactas

Pero las órbitas son mucho más compactas. "¡Las órbitas de los ocho planetas podrían caber dentro de la órbita de la Tierra alrededor de nuestro Sol!", añaden los responbles del descubrimiento.

La mayoría de los planetas más allá del sistema solar están demasiado lejos como para poder obtener una imagen directa. El telescopio espacial Kepler busca estos exoplanetas, aquellos planetas que orbitan estrellas más allá del sistema solar, midiendo cómo el brillo de una estrella cambia cuando un planeta transita o cruza delante de su disco. En términos generales, para una estrella determinada, cuanto mayor es la caída en el brillo, más grande es el planeta.

Una búsqueda de nuevos mundos en torno a 670 sistemas conocidos de múltiples planetas utilizando esta técnica ha producido los descubrimientos de dos sistemas: Kepler-90i y Kepler-80g.

0 Comentarios
cargando