CIENCIA Y 155

Ciencia y 155: papeleo e incertidumbre

El control de las cuentas de decenas de institutos no afecta a los pagos pero aumenta la burocracia

La incertidumbre sobre la situación de Catalunya asusta al talento científico internacional

El laboratorio de neurooncología pediátrica de Sant Joan de Déu.

El laboratorio de neurooncología pediátrica de Sant Joan de Déu. / RICARD FADRIQUE

Se lee en minutos

Pese a los miedos inicialesla aplicación del artículo 155 y el control de cuentas de decenas de centros de investigación catalanes no han tenido de momento ningún efecto económico. Sin embargo, los científicos lamentan el papeleo que conlleva tener que justificar sus gastos. Además, algunos alertan de que la incertidumbre preocupa a los investigadores internacionales interesados a trabajar en Barcelona.

Unos 80 centros de investigación (los adscritos a la intervención general del Estado) cayeron bajo el control del Ministerio de Hacienda mucho antes de la aplicación del 155. Así lo estableció una orden ministerial emitida días antes de la votación del 1 de octubre con el objetivo de que no incurrieran en gastos relacionados con ese acto. Los centros se enteraron por los bancos, que les bloquearon cuentas y tarjetas.

Desde entonces, estos institutos tienen que subir a una web una acreditación por cada gasto que quieran hacer. Cuando el ministerio lo aprueba, el banco desbloquea el dinero. Hasta la fecha, el proceso no ha producido ningún retraso en los pagos, según han confirmado directores de centros y fuentes de la Secretaria d’Universitats i Recerca. “En estos momentos, los centros del CSIC continúan funcionado con toda normalidad”, afirma Luis Calvo, delegado del CSIC en Catalunya.

Burocracia

“No hemos perdido ninguna oportunidad por culpa de eso, pero en un sistema en el cual la Administración ya va muy cargada poner una capa más de burocracia no ayuda”, lamenta Ignasi Ribas, director del Institut d’Estudis Espacials de Catalunya.

Ribas también denuncia la vulneración de la presunción de inocencia de los centros. “Se ha actuado de forma preventiva sin ninguna prueba de que hubiera gastos para el referéndum”, afirma. A parte algún gesto simbólico y posicionamentos individuales, ningún centro de investigación se ha manifestado oficialmente a favor de la independencia.

Noticias relacionadas

Ni la declaración del 27 de octubre, ni la aplicación del artículo 155 han tenido efectos prácticos en los centros. Todos los cargos por debajo del conseller (cuyas funciones ha tomado el Ministerio de Economía) permanecen en sus plazas. Fuentes de la Secretaria d’Universitats i Recerca cuestionan que los centros tengan que seguir justificando los gastos a Hacienda cuando ya están bajo el control de Economía. 

Sin embargo, lo que preocupa más es la desconfianza de los científicos. “En las entrevistas de trabajo, investigadores de fuera nos preguntan qué pasa. Antes no pasaba y ahora nos lo preguntan mucho, lo cual quiere decir que se lo piensan”, afirma Pere Puigdomènech, investigador del Centre de Recerca en Agrigenòmica. Diversas fuentes han confirmado este extremo. “Tanto España como Catalunya habían hecho un esfuerzo de transmitir una imagen seria: ahora hay un problema de imagen muy evidente”, concluye el investigador.