Ir a contenido

60.000 generaciones

Pere Puigdomènech

Una científica trabaja en un laboratorio.

Una científica trabaja en un laboratorio. / FERRAN NADEU

Una de las discusiones que hay alrededor de la evolución biológica es que no se puede probar experimentalmente y por lo tanto, sobre todo para algunos de sus detractores, sigue siendo una hipótesis entre otras. Ciertamente rehacer el experimento de los miles de millones de evolución biológica en nuestro planeta no es muy fácil. Pero hay grupos que llevan a cabo una aproximación experimental de la evolución. Uno de los ejemplos más interesante es lo que se llama "Experimento de Evolución a largo Plazo" en el que desde hace 30 años se han mantenido cultivos de bacterias generación tras generación. Se acaban de publicar los resultados de la evolución de estas bacterias después de 60.000 generaciones.

En la Universidad del Estado de Michigan se comenzó en 1988 un experimento en el que se mantienen de forma continuada 12 poblaciones idénticas de la bacteria Escherichia coli. Hay un mantenimiento periódico de los cultivos y se extraen muestras cada 500 generaciones, que son unos 75 días, y se guardan congeladas para quien quiera estudiarlas. De forma periódica diferentes grupos han examinado cómo evolucionan las poblaciones. Se ha observado con detalle el proceso de adaptación al sistema de cultivo y cómo van apareciendo y manteniéndose en algún caso nuevas poblaciones.

Ahora acaban de cumplir 60000 generaciones, y en colaboración con grupos de la Universidad de Harvard, han estudiado los genomas completos de diferentes muestras. La novedad a la que han llegado es que en algunos casos lo que se produce es que no hay una población única sino que se hay dos tipos de mutaciones en el genoma que se estabilizan en dos poblaciones diferentes las que se mantienen en el tiempo. Esto hace que las poblaciones se adapten a vivir en cooperación la una con la otra y se pueden estudiar cuáles son los genes que favorecen esta relación. Cerradas en su mundo uniforme, la evolución de estas poblaciones bacterianas las ha llevado a diferenciarse y eso quiere decir competir o cooperar. Parece que en este caso han optado por coexistir en paz.

Temas: Bacterias

0 Comentarios
cargando