Ir a contenido

SISMOLOGÍA

Terremotos: de los goles del Barça al concierto de Bruce Springsteen

Investigadores del ICTJA-CSIC identifican el origen de las señales no naturales registradas por un sismómetro instalado en Barcelona

Antonio Madridejos

Jordi Díaz, investigador del Instituto Jaume Almera de Barcelona (ICTJA-CSIC), junto a una pantalla donde se reflejan movimientos sísmicos.

Jordi Díaz, investigador del Instituto Jaume Almera de Barcelona (ICTJA-CSIC), junto a una pantalla donde se reflejan movimientos sísmicos. / CARLOS MONTAÑÉS

El concierto que Bruce Springsteen ofreció el año pasado en el Camp Nou quedó reflejado en un sismógrafo ubicado a apenas 500 metros en el Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera (ICTJA-CSIC). Los vigorosos saltos dados por los 65.000 asistentes durante las tres horas que duró la actuación no ocasionaron un terremoto, o al menos un terremoto digno de mención, pero las vibraciones sí tuvieron un patrón muy característico y podrían distinguirse de otros fenómenos de origen humano también detectados con el mismo sigmógrafo, como el paso del metro, el tráfico de automóviles, una exhibición de fuegos artificiales y la celebración de los goles del Barça.

Investigadores del ICTJA-CSIC han analizado las características de estos pequeños temblores urbanos, imperceptibles para los humanos, en un artículo que se ha publicado en la revista Scientific Reports.

"Los sismómetros actuales son aparatos muy sensibles y registran todo tipo de señales", explica Jordi Díaz, primer autor del análisis, quien recuerda como caso curioso la detección del paso de los participantes en un maratón. En estos casos se habla de variaciones del terreno de nanómetros por segundo. "Son tan pequeños que ni siquiera tienen una equivalencia de magnitud en la escala de Richter y tampoco tienen el más mínimo efecto sobre los edificios", aclara. 

Finalidad divulgativa

El sismómetro se instaló en el edificio del ICTJA-CSIC con una finalidad divulgativa. "Con el paso de los años hemos ido viendo que los aparatos registraban señales curiosas -prosigue el investigador-. Esto nos llevó a preguntarnos sobre cuáles eran los procesos que las causaban".   

Otro caso analizado son las variaciones que ocasiona el paso de vehículos por la cercana avenida Diagonal. "Observamos los picos que se producen cada mañana a primera hora -dice Díaz- y el descenso durante la noche o los fines de semana". Lo mismo sucede con la circulación de los convoyes de la línea 3 del metro. "El instituto se encuentra a unos 150 metros de la estación de Palau Reial, así que podemos detectar el paso de cada uno de los trenes", indica Díaz. "A  partir de las diez de la noche y los fines de semana vemos cómo los intervalos entre los picos de máxima intensidad de la señal se incrementan”, añade.  

Los goles de la Champions

Las celebraciones de los goles durante los partidos que se juegan en el Camp Nou también pueden ser registradas por la estación sísmica del ICTJA‐CSIC. En el trabajo, los autores han analizado la señal originada por la reacción del público a cada uno de los tres goles marcados por el Barça al Bayern de Múnich en los últimos 15 minutos del partido de ida de las semifinales de la Champions League en mayo del año 2015.

Díaz considera que la señal obtenida durante el concierto de Bruce Springsteen es una de las más interesantes. "Los registros nos permiten incluso distinguir las diferentes canciones interpretadas durante el concierto ya que cuando cambia el ritmo y la intensidad de la música cambia también la manera como el público hace vibrar el suelo". Lo que se detecta es siempre el efecto de los saltos, no las ondas del sonido a todo volumen.

El trabajo demuestra, según Díaz, que "los sismómetros pueden ser utilizados como una herramienta complementaria para monitorizar de forma fácil determinados procesos del entorno urbano". Este análisis puede aportar, por ejemplo, información de interés para los ingenieros sobre el comportamiento de los edificios, concluye.

Actividad detectada por un sismógrafo del ICTJA-CSIC durante el concierto de Bruce Springsteen del año pasado.