Ir a contenido

ASTRONOMÍA

El asteroide 2012 TC4 pasa de largo por las cercanías de la Tierra

El pequeño objeto, de unos 15 metros de largo, pasó a una distancia de 42.000 kilómetros

Astronómos de todo el mundo han partipado en un programa coordinado de seguimiento

Antonio Madridejos / Barcelona

Imagen del asteroide 2012 TC4 captada el pasado 10 de agosto con el telescopio VLT, del Observatorio Europeo Austral (ESO), en el norte de Chile.

Imagen del asteroide 2012 TC4 captada el pasado 10 de agosto con el telescopio VLT, del Observatorio Europeo Austral (ESO), en el norte de Chile. / ESO

El pequeño asteroide 2012 TC4, del tamaño aproximado de un autobús -entre 10 y 15 metros de diámetro-, ha pasado esta mañana a unos 42.000 kilómetros de la Tierra, una distancia escasa en términos astronómicos aunque no peligrosa, lo que ha permitido que astrónomos de todo el mundo participaran en el seguimiento. Los 42.000 kilómetros de margen, más lejos que la órbita en la que se encuentran los satélites de comunicaciones geoestacionarios, equivalen aproximadamente a una décima parte de la distancia a la Luna. 

Nunca hubo ningún peligro de impacto, ha insistido la NASA. De hecho, el asteroide era tan pequeño que, incluso en el caso de que se hubiera dirigido directamente a la Tierra, muy posiblemente habría quedado reducido a polvo al atravesar la atmósfera. "Habría sido solo un destello en el cielo", ha comentado Paul Chodas, director del Centro para Estudios de Objetos Próximos a la Tierra de la NASA, al portal space.com.

El encuentro con TC4 ha sido utilizado por 'cazadores' de asteroides de todo el mundo para probar su capacidad para operar como una red coordinada internacional de alerta temprana de asteroides. De hecho, como explicó Michael Kelley, de la NASA, el asteroide no tenía nada de especial: "Pasan asteroides de este tipo frecuentemente. Lo que lo hace especial es que jamás se había intentado un ejercicio conjunto de defensa planetaria". "Esta vez no es preocupante -declaró en el mismo sentido Detlef Koschny, codirector del seguimiento en la Agencia Espacial Europea (ESA)-, pero igual llega en un futuro un objeto verdaderamente peligroso y entonces estaremos más preparados".

El objeto lleva una velocidad relativa con respecto a la Tierra de 7,3 kilómetros por segundo. Sin embargo, salvo que gira alrededor del Sol en 609 días y que volverá en el 2050 a una distancia aún superior, pocas cosas más se sabían de él. Los datos preliminares parecen indicar que el asteroide era ligeramente más pequeño de lo previsto. También se espera obtener datos sobre su densidad.

Se perdió de vista

Este asteroide fue descubierto por el telescopio Pan-STARRS en Hawái en el año 2012. Pan-STARRS realiza un estudio de objetos cerca de la Tierra financiado por el Programa de Observaciones NEO de la NASA. Sin embargo, 2012 TC4 pronto quedó fuera de la visión de los telescopios dedicados al seguimiento de asteroides.

Sobre la base de las observaciones que pudieron hacer en el 2012, los seguidores de asteroides predijeron que debería volver a la vista en este otoño. Los observadores de la ESA y el Observatorio Europeo Austral (ESO) fueron los primeros en recapturar 2012 TC4 a finales de julio 2017, usando el supertelescopio chileno VLT, con un espejo de ocho metros. Desde entonces, observadores alrededor del mundo han estado rastreando el objeto mientras se aproxima a la Tierra.

El bólido de Cheliabinsk, 2013

No se prevé que ningún asteroide de tamaño peligroso y actualmente conocido afecte a la Tierra durante los próximos 100 años. Pero hay que estar preparados: un objeto similar, de unos 20 metros de diámetro, explotó en el cielo poco antes de caer en las cercanías de la ciudad rusa de Cheliabinsk en febrero del 2013. Hubo 1.300 heridos, la mayoría por cortes con vidrios que estallaron al paso del asteroide.

0 Comentarios
cargando