Ir a contenido

AVANCE CIIENTÍFICO

Primera edición genética de embriones humanos en EEUU

El experimento ha usado la técnica CRISPR y probaría que se pueden corregir defectos congénitos en los genes

IDOYA NOAIN / NUEVA YORK

Jennifer Doudna, Emmanuelle Charpentier y Francisco Martínez Mojica, premiados por la Fundación BBVA por la tecnología CRISPR.

Jennifer Doudna, Emmanuelle Charpentier y Francisco Martínez Mojica, premiados por la Fundación BBVA por la tecnología CRISPR. / EFE / PACO CAMPOS

Un equipo de científicos de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregón ha llevado a cabo el primer intento en Estados Unidos de crear embriones humanos genéticamente modificados y podría haber probado que es posible corregir y mejorar de forma “eficiente y segura” genes defectuosos que provocan enfermedades congénitas.

La existencia de la investigación ha sido avanzada por el ‘Technology Review’ del MIT. Aunque los resultados detallados no se conocerán hasta que aparezcan en una publicación científica, algo que sucederá en el futuro cercano, la información facilitada hasta ahora apunta a varios hitos. Y vuelve a subrayar los avances en el campo de la modificación genética, tan lleno de posibilidades para corregir enfermedades como controvertido y criticado por quienes denuncian que abrirá las puertas a la creación de “bebés a la carta”.

Los científicos de Oregón, dirigidos por el kazajo Shoukhrat Mitalipov, han creado varias decenas de embriones usando esperma de donantes con enfermedades congénitas. Después, usando la técnica de edición genética CRISPR, que permite cortar y pegar de forma rápida y precisa ADN, habrían conseguido corregir los genes problemáticos. La investigación no permitió que ninguno de los embriones creados y genéticamente alterados se desarrollara más de unos días y nunca hubo intención de implantarlos en un útero.

Mejora sobre los precedentes chinos

Tres investigaciones chinas ya habían realizado ediciones genéticas de embriones humanos con CRISPR pero enfrentaron problemas pues la técnica provocaba errores de edición y los cambios de ADN solo se daban en algunas células del embrión, no en todas. El equipo de Mitalipov, que ha trabajado con decenas embriones, puede haber solventado ese problema, conocido como mosaicismo, así como otros resultados “fuera de objetivo”, como se denominan los errores de CRISPR. Según ‘Technology Review’ lo habrían conseguido realizando la edición del CRISPR en los óvulos al mismo tiempo en que eran fertilizados.

El trabajo de Mitalipov, que en 2007 clonó los primeros monos y en 2013 clonó embriones humanos para crear células madre llega unos meses después de que en febrero la Academia Nacional de Ciencias de EEUU publicara un informe que se interpretó como la luz verde para las investigaciones en laboratorios con ingeniería de línea germinal, donde los cambios realizados pasarían a siguientes generaciones a través de sus propias células germinales, los óvulos y el esperma. El comité de expertos respaldó el uso de CRISPR pero solo para eliminar enfermedades serias y marcando una línea roja en mejoras genéticas con objetivos como dar al bebé más inteligencia.