Ir a contenido

Momias

El ADN extraído revela los parentescos genéticos de los antiguos pobladores de Egipto

Pere Puigdomènech

Examen de una momia egipcia localizada en el Valle de los Reyes, en el año 2007.

Examen de una momia egipcia localizada en el Valle de los Reyes, en el año 2007. / BEN CURTIS (REUTERS)

La costumbre de tratar los cadáveres con procedimientos que conservaban su aspecto fue una constante durante siglos en el antiguo Egipto. Hay miles de momias en los museos de todo el mundo y parecería que a priori sería fácil estudiar su ADN. Curiosamente no ha sido así y los resultados hasta ahora eran poco fiables. Parece que por fin hay resultados fidedignos del ADN y nos hablan de poblaciones que estarían más relacionadas con las de Oriente Próximo que con las de África subsahariana.

En el estudio, realizado por grupos alemanes, se han utilizado restos de 151 momias guardadas en museos de Egipto y que proceden de Abusir-el Melek, una región del sur de El Cairo donde había un culto activo a la diosa Osiris. El ADN se ha extraído de tejidos alrededor de los dientes y los huesos. De este modo hay material de calidad suficiente para analizar el ADN de la mitocondria, un órgano muy abundante en las células, de 90 individuos. En tres casos se ha podido analizar el ADN total. Podría parecer que los restos momificados serían una buena fuente de material genético, pero no es así. Quizás debido al clima cálido y húmedo de la zona o al tratamiento que se hacía para conservar los cadáveres, el hecho es que los intentos de analizar el ADN de momias egipcias habían fracasado hasta ahora.

Los resultados permiten establecer las relaciones de las poblaciones de la zona estudiada de Egipto con otras conocidas durante un periodo que va entre 1300 años antes de nuestra era a 700 años después. El resultado es que aquellas poblaciones tenían un ADN que se parecía sobre todo a las que vivían en los actuales Israel, Palestina y Jordania. Cuando se analizan muestras más modernas aparecen contribuciones de poblaciones del centro y sur de África, llevadas quizá por la esclavitud. Ahora que se demuestra que se puede estudiar el ADN de momias, será posible analizar otras regiones de Egipto y otros periodos, pero parece que en tiempos antiguos las relaciones en una región clave para nuestra especie y nuestra historia eran muy intensas.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.