Ir a contenido

EL ADN DE LA SEMANA

Conservación

Antes que revivir especies extintas, lo más sensato es dedicarnos a proteger las que ya existen

Pere Puigdomènech

Reconstrucción artística de un mamut en el Zoo Dvur Králové, en la República Checa.

Reconstrucción artística de un mamut en el Zoo Dvur Králové, en la República Checa.

Conservar la biodiversidad es un objetivo bien aceptado globalmente. Se habla de conservar especies salvajes amenazadas y razas de animales y variedades de plantas que utilizamos en ganadería y agricultura. Tenemos ejemplos recientes de cómo las nuevas tecnologías de modificación dirigida de los genomas nos pueden ayudar a alcanzar estos objetivos.

Uno de ellos es la recuperación de especies extinguidas. Hemos obtenido el genoma del mamut lanudo, una especie que se extinguió hace unos 4.000 años debido a cambios en el clima y quizá por la acción humana. Hay gente que trabaja en los genomas del dodo y del solitario de Rodrigues, dos aves de las islas del Índico que se extinguieron a finales del siglo XVIII. Un investigador estadounidense acaba de proponer que se modifique el genoma del elefante para conseguir el nacimiento de mamuts y quizá también se podría hacer lo mismo con aves próximas al dodo y el solitario.

DEBER

Otro resultado reciente trata de encontrar una manera de conservar razas de gallinas que se pueden estar perdiendo. Conservarlas vivas es costoso. Congelar óvulos o esperma e incluso embriones de animales como las vacas y los cerdos y hacer que nazcan animales a partir de ellos ya se podría hacer. Ahora, investigadores del Instituto Roslin de Edimburgo han producido gallinas estériles mediante edición genómica en las que se pueden implantar óvulos congelados que se pueden fecundar abriendo una manera de preservar razas en peligro.

Muchas veces se ha defendido el deber que tenemos los humanos de no permitir la extinción de especies que conviven con nosotros. También insistimos en el interés por el equilibrio de los sistemas ecológicos y para la agricultura y la ganadería de conservar una buena diversidad de especies y de razas y variedades.

Conservar esta riqueza es a menudo difícil y costoso. Hacer revivir poblaciones de especies desaparecidas parece más que nada un hito tecnológico, y parecería más sensato dedicarnos a proteger las que ya existen, pero cuando las tecnologías estén a punto alguien lo intentará.

0 Comentarios
cargando