Ir a contenido

EL ADN DE LA SEMANA

Más verde

Las masas forestales están creciendo e incorporando una gran cantidad de CO2

Pere Puigdomènech

Últimamente se ha dado una situación paradójica en los estudios que analizan las emisiones de dióxido de carbono y otros gases considerados responsables de los cambios que observamos en el clima. Por un lado, siguen aumentando las emisiones de CO2, debidas en gran parte al uso de combustibles fósiles, pero por otro la concentración de este gas en la atmósfera está estable. Un estudio reciente propone que el carbono que falta se va incorporando esencialmente a las masas forestales. Otro estudio concluye que las plantas más eficientes en la fotosíntesis se adaptan mejor a los entornos urbanos.

Ya se había observado que el aumento en la concentración global de dióxido de carbono en la atmósfera estaba estancado a pesar de que se sigue emitiendo. Se acaba de publicar un artículo que ha recogido datos de un proyecto internacional, denominado Global Carbon Project, y de satélites que observan la superficie del planeta. La conclusión es que la concentración de CO2 se ha estabilizado gracias a que las plantas de las zonas forestales lo incorporan y ello genera un planeta más verde en su conjunto.

Otro artículo ha comparado las especies de plantas que viven en Alemania y Gran Bretaña en zonas rurales y urbanas, y ha visto que en las ciudades viven más plantas que utilizan un tipo de fotosíntesis (llamado C4) que es más eficiente en la fijación de CO2 pero que necesita temperaturas más estables. En las ciudades se produce calor de forma continua porque se queman más combustibles y en ellas encuentran un entorno favorable.

Observamos que las plantas reaccionan activamente a los cambios que se producen en el clima. Por un lado, aquellas que forman los bosques están estabilizando el CO2 que se produce, aunque no sabemos por cuánto tiempo. Por otro, nuestras ciudades son refugios para especies más eficientes a la hora de fijarlo. Estamos creando un entorno en el que las plantas, más verdes y eficientes, quizá nos acabarán ayudando para controlar los cambios que producimos nosotros mismos.

0 Comentarios
cargando