Ir a contenido

CEREMONIA EN VALENCIA

El Premio Princesa de Girona de Investigación distingue a la química Sílvia Osuna

El jurado destaca sus investigaciones con enzimas para la fabricación de fármacos más baratos

LAURA L. DAVID / VALENCIA

Sílvia Osuna, ganadora del Premio Fundación Princesa de Girona de Investigacion Cientifica, posa en el Museo Dalí de Figueres.

Sílvia Osuna, ganadora del Premio Fundación Princesa de Girona de Investigacion Cientifica, posa en el Museo Dalí de Figueres. / ROBIN TOWNSEND

Sílvia Osuna (Castelló d’Empúries, 1983), investigadora de la Universitat de Girona (UdG), ha sido galardonada con el Premio de Investigación Científica 2016 de lFundación Princesa de Girona (FPdGi) por diversos trabajos en química computacional que abren un camino, como ha destacado el jurado, para "abaratar la producción de fármacos".

El fallo del jurado reconoce a Osuna, que trabaja en el Instituto de Química Computacional y Catálisis de la UdG, “por su investigación enfocada al desarrollo de enzimas a la carta para la síntesis y producción de fármacos”. El presidente de la FPdGiFrancisco Belil, ha destacado la “excelencia científica, audacia en el planteamiento de la investigación y capacidad de innovación”.

En concreto, se premia a Osuna por el proyecto MetMoDEzyme, que tiene por objeto desarrollar un protocolo computacional para la obtención de fármacos. Según la científica, su investigación “permitirá modificar las enzimas de forma natural, no solo abaratando costes, sino también siendo sostenibles en el proceso”.

Licenciada y doctora en química por la Universitat de Girona, Osuna ha realizado estancias de investigación en la University of California en Los Ángeles o la Université Libre de Bruxelles. Sus trabajos ya habían sido recompensados con una Starting Grant, las becas de prestigio (1,4 millones de euros) que otorga el Consejo Europeo de Investigación.

Después de conocerse el nombre de la ganadora, se celebró la mesa redonda ‘¿Qué papel tendrá la ciencia española en los principales avances de los próximos 10 años?’, moderada por Jorge Wagensberg, profesor, escritor y miembro del consejo asesor de la FPdGi, en la que participaron los miembros del jurado María Blasco (directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas), Avelino Corma (exdirector del Instituto de Tecnología Química) y los jóvenes investigadores Oriol Mitjà Samuel Sánchez, ganadores del premio FPdGi en las ediciones de 2013 y 2015.

Durante la mesa redonda, Blasco pidió invertir en centros de excelencia y apuntó que una de las cosas que ayudaría a la ciencia española es tener un premio Nobel. Para Corma, el principal problema del país es la falta de planificación, y señaló que siendo salud, energía, alimentos, agua y sostenibilidad las “líneas marcadas” en la investigación para el futuro, es necesario aumentar ahí los recursos. Por su parte, Sánchez pidió que no se cometa el “error” de recortar en ciencia básica, descuidando el largo plazo como se hace en España, mientras que Mitjà reclamó entrenar la ‘accountability’, que definió como la “capacidad para responder por los resultados de la propia investigación, para atraer inversiones y ser competitivos”.

Los premios FPdGi, dotados con 10.000 euros cada uno, tienen cuatro categorías individuales y una para entidades que trabajen a favor de los jóvenes.

Temas: Química

0 Comentarios
cargando