Ir a contenido

INFORME CIENTÍFICO

El 57% de los casos de sarampión en EEUU son en niños cuyos padres no quisieron vacunarlos

La enfermedad causa 114.900 muertes anuales en el mundo, según la OMS

ANTONIO MADRIDEJOS / BARCELONA

Una vacuna contra el sarampión en un programa de inmunización en California, en EEUU.

Una vacuna contra el sarampión en un programa de inmunización en California, en EEUU. / AFP / ROBYN BECK (AFP)

El 57% de los casos de sarampión registrados en Estados Unidos desde el año 2000, con un peligroso repunte en los últimos años, corresponden a niños cuyos padres se habían negado a administrarles las vacunas por razones de índole religiosa o filosófica, mientras que otro tercio de los casos fueron en personas sin historial conocido de vacunación, muchos de ellos inmigrantes de origen asiático, según muestra un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Emory, en Atlanta.

Los científicos, que han analizado 1.400 casos registrados en el periodo 2000-2015, han publicado sus resultados en la revista especializada JAMA (Journal of the American Medical Association).

A pesar de que existe una vacuna segura y eficaz para prevenirlo, el sarampión es una de las principales causas de muerte entre los niños pequeños en el mundo. En el año 2014, según datos de la OMS, hubo 114.900 muertes por sarampión, unas 314 por día. La vacuna contra el sarampión se administra generalmente entre los 12 y los 15 meses, más una dosis de refuerzo a los 4-6 años.

En EEUU, la enfermedad había sido dada prácticamente erradicada hace 15 años. Durante el año 2014, sin embargo, hubo 667 casos notificados al Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias (NCIRD, por sus siglas en inglés). El último gran brote, en el 2015, tuvo su epicentro en el parque de atracciones Disneyland, en California.

Según el estudio de la Universidad de Emory, los investigadores han comprobado que los niños sin vacunar eran hasta 35 veces más propensos a contraer el sarampión que los niños vacunados. También tenían muchos números para ser los primeros en contraerlo en caso de una propagación entre un grupo de niños.

Otro estudio, publicado el año pasado en la revista JAMA Pediatrics por investigadores de la Escuela de Medicina Harvard y del Hospital Infantil de Boston, observó que la tasa de vacunación en algunos estados había bajado por debajo del 80%, muy lejos del 96%-98% que se considera necesario, una tendencia apoyada en falsos mitos acerca de la peligrosidad de la inmunización.

Los investigadores de Emory analizaron también los de más de 10.000 casos de tos ferina en Estados Unidos a lo largo de las últimas décadas y comprobaron que, en los mayores brotes, entre 24% y 45% de las personas que resultaron infectadas no estaban vacunadas.

0 Comentarios
cargando