Ir a contenido

PRONÓSTICO ANUAL

Matemáticas antidengue

Climatólogos catalanes ayudan a diseñar el plan de prevención de la enfermedad en EEUU

ANTONIO MADRIDEJOS / BARCELONA

El dengue, grave enfermedad infecciosa que causa medio millón de hospitalizaciones anuales en los países tropicales, según datos de la OMS, sigue unos ciclos de actividad difíciles de prever que obedecen a la biología del mosquito transmisor, muy vinculada a variables meteorológicas, y de los propios humanos. Ahora, un equipo de investigadores del Institut Català de Ciències del Clima (IC3), en Barcelona, ha desarrollado diversos modelos -programas informáticos de cálculo- que son capaces de anticipar esos ciclos con notable fiabilidad, una herramienta indispensable para poder acometer medidas de prevención. Dos de los modelos han sido preseleccionados por las autoridades estadounidenses para el desarrollo del futuro programa de control de la enfermedad que pretende poner en marcha la Oficina de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca.

«En EEUU hay una creciente preocupación por el dengue y también por el chikungunya porque todo el sur del país, desde Tejas hasta Florida, es territorio susceptible de padecer la enfermedad ya que en él ya residen los mosquitos potencialmente transmisores», explica Xavier Rodó, profesor de investigación ICREA en el IC3. El virus del dengue se transmite por la picadura de Aedes aegypti, el mismo mosquito de la fiebre amarilla. «En parte debido al enorme brote de chinkungunya en el Caribe, con más de un millón de casos confirmados, en EEUU se está planificando un programa de grandes dimensiones para predecir pandemias de este tipo», prosigue Rodó. Poder pronosticar su evolución es clave sobre todo en las primeras fases de la epidemia, «cuando conviene reaccionar de una forma rápida y efectiva».

Xavier Rodó, Rachel Lowe y otros climatólogos del IC3 han participado en una especie de concurso internacional convocado para modelos de predicción del dengue. Basándose en datos reales de demografía, climatología y vegetación de dos ciudades de América en las que existen registros largos y fiables, Iquitos (Perú) y San Juan (Puerto Rico), debían ser capaces de calcular tres aspectos: la semana álgida del año en cuanto a infecciones, la magnitud de afectados en ese momento y el número total de casos a lo largo de la temporada. Los científicos participantes en la competición disponían de tan solo dos meses y de unos datos de partida -por ejemplo, los ingresos hospitalarios en los primeros meses del año- para calcular la evolución durante el resto de la temporada.

Dos modelos desarrollados en el IC3 han sido seleccionados en el grupo de 16 finalistas. «Uno de los nuestros, dedicado a la ciudad de San Juan, se acercó mucho al resultado real», dice Rodó. Entre otros aspectos, el modelo pronosticó con cuatro meses de antelación que habría una incidencia de 150-200 casos durante la semana de mayor virulencia. Y fue realmente así. «Con los datos hasta la semana 24 podemos inferir los resultados hasta la 52», añade.

Los modelos son complejos programas matemáticos en los que se introducen infinidad de variables, incluyendo las diferentes cepas del virus. «El dengue es una enfermedad compleja -relata el climatólogo del IC3, especializado en la simulación de epidemias moduladas por el clima-. En principio, si pillas el dengue una vez no te mueres. El problema es si te expones a dos serotipos diferentes porque entonces se producen reacciones de inmunidad cruzada que sí pueden tener consecuencias fatales».

Conocer la evolución es clave porque ello permite aplicar medidas de control, como fumigaciones en zonas encharcadas, y poner en marcha campañas de sensibilización en los momentos álgidos. El Aedes aegypti, a diferencia del Anopheles de la malaria, es un mosquito adaptado a la vida en ciudades, «y este hecho dificulta su control y eliminación», concluye Rodó.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.