02 jun 2020

Ir a contenido

Las tres tecnologías que cambiarán Barcelona: móviles, internet de las cosas y 'analytics hub'

El director general de Google en España, Javier Rodríguez Zapatero, prevé la creación de 10.000 empleos en el sector el próximo año en la ciudad y su área de influencia

Eduardo López Alonso

El universo digital es difícil de sortear.

El universo digital es difícil de sortear.

Barcelona será también digital o no será. 'La ciudad de los prodigios' tendrá su réplica en el entorno tecnológico más avanzado y requerirá por ello a los profesionales necesarios para dibujar ese futuro. En unos momentos de dificultades económicas y tasa de paro obscena, el sector tecnológico ofrece una alternativa tecnológica de valor añadido siempre con papel de promesa, pero que solo a medias se ha convertido en una realidad. Las tres tecnologías llamadas a cambiar la ciudad de Barcelona son: intenet móvil, internet de las cosas y 'analytics hub'.

¿Pero qué se esconde tras esos conceptos tan grandilocuentes?  El director general de Google en España y presidente del comité académico del Instituto Superior de Desarrollo de Internet (ISDI), Javier Rodríguez Zapatero, describió el asunto esta semana en una visita a Barcelona. Resaltó que la evolución de la presencia de la tecnología e internet en todos los aspectos de la vida es "imparable" y la velocidad de transformación tiende a mantenerse. Visión de alguien en primera división de las empresas que marcan el ritmo. La inversión del ISDI en Barcelona responde precisamente a esas previsiones, que comparte también Rodríguez Zapatero, que apuntan a que el área de influencia de Barcelona necesitará al menos 10.000 empleos de perfil digital el próximo año. España requerirá 100.000 empleados formados en ese ámbito en dos años.

DÉFICIT FORMATIVO EN EL ÁREA DIGITAL

Rodríguez Zapatero lamenta que la universidad todavía "no está adaptada" a la velocidad que imprimen esos cambios, pese a que se calcula que el 14% del PIB español en el 2015 estará vinculado a la economía digital.

Al calor de esa previsible demanda de formación, ISDI ofrece sus avales. El director de esta escuela, Arnau Muñoz, reconoce que será imposible cubrir la demanda prevista, algo que apunta a trabajo seguro para muchos.

FILON DE EMPLEO

De vuelta a los filones de empleo detectados, uno de ellos es especialmente atractivo; el Analytics Hub y el Big Data. Básicamente engloba a todos aquellos profesionales y a las tecnologías asociadas al análisis de grandes volúmenes de datos. El objetivo es aprovechar la tecnología actual para obtener, almacenar, buscar, compartir, analizar y mostrar el caos de información que nos rodea. Google se ha demostrado un maestro en el asunto. El siguiente paso son los programas informáticos capaces de analizar la marcha de un negocio y aportar soluciones o definir modelos de evolución futuros a partir de datos conocidos son algunas de las aplicaciones más demandadas. Una aplicación práctica sería la evolución futura del ébola tras conocer los casos detectados, por ejemplo.

BCN ANALYTICS HUB

El Big Data requiere de profesionales formados también en las peculiaridades del entorno, ya que la matemática sin sociología sirve de poco (y viceversa), aunque en este campo los informáticos de la India llevan ventaja. Uno de los fundadores del BCN Analytics Hub y responsable de analítica de Desigual, Manuel Bruscas, ha estacado que las aplicaciones del Big Data sirven tanto para el sector privado como para las administraciones públicas, y que la voluntad de esta entidad sin ánimo de lucro que ha creado junto a otros cuatro emprendedores y que prevé presentar en sociedad en noviembre es convertir a la capital catalana en referente europeo de analítica.

TELEFONÍA MÓVIL

La telefonía móvil es otro campo de desarrollo obvio para el futuro. Muchas compañías (competencia) y producto convertido en primera necesidad de conectividad, hacen que la demanda de profesionales en el campo esté asegurada.

INTERNET DE LAS COSAS

El tercer elemento de desarrollo tecnológico, que requiere especial mimo desde Barcelona, es el denominado internet de las cosas. Se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con internet. Imaginar que los libros, termostatos, refrigeradores, la paquetería, lámparas, botiquines, vehículos estuvieran conectados a internet y equipados con dispositivos de identificación. El control de todos los objetos permitiría gestionar los estocs en el hogar o fuera de él. Apagar o encender cualquier electrodoméstico será cosa de programas, como casi todo a partir de ese momento.