Ir a contenido

La pornografía puede dañar el cerebro masculino

Investigadores del Instituto Max Planck en Berlín aseguran que consumir porno puede empequeñecer el órgano central del sistema nervioso

Un cliente de un videoclub de Sao Paulo, en la zona de vídeos porno.

Un cliente de un videoclub de Sao Paulo, en la zona de vídeos porno. / MAURICIO LIMA (AFP)

Un estudio del Instituto Max Planck de Berlín, y que recoge el diario 'The Telegraph', asegura que ver pornografía puede causar daños en el cerebro masculino. De hecho, según recoge el informe, puede empequeñecer el órgano central del sistema nervioso.

Los investigadores del centro berlinés concluyen que, debido a que el cerebro se empequeñece, es probable que aquellos que consumen mucha pornografía necesiten cada vez de contenidos más explícitos para conseguir el mismo estímulo sexual.

"No está claro, sin embargo, si ver pornografía conduce a cambios en el cerebro o si las personas que nacen con ciertos tipos de cerebros acaban viendo más pornografía", ha explicado el doctor Simone Kühn, uno de los investigadores del proyecto.

Para el estudio, el doctor Kuhn y su colega de la Universidad Charité (también en Berlín) Jurgen Gallinat escogieron a 64 hombres sanos con edades comprendidas entre los 21 y los 45 años, y les hicieron preguntas sobre sus hábitos de consumo de porno. También se tomaron imágenes de sus cerebros para medir el volumen y ver cómo dichos órganos reaccionaban a imágenes pornográficas.

Diferencias notables

Las conclusiones a las que llegaron los investigadores es que hay diferencias notables entre los hombres que se abstuvieron de ver pornografía y los que accedieron con regularidad a vídeos e imágenes sexuales.

Sin embargo, otras investigaciones sostienen que un consumo moderado de pornografía probablemente no es perjudicial. "Todo es malo en exceso y probablemente no es terrible en la moderación", esgrimió el doctor Gregory Tau, de la Universidad de Columbia y que no participó en el estudio. Según él, es necesario investigar más en este ámbito y tener estudios más extensos para determinar si la pornografía conduce a cambios en el cerebro.

0 Comentarios
cargando