El exceso de la hormona del estrés causa pérdida de memoria

El estudio ha corrido a cargo del Hospital de Sant Pau y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras

Se lee en minutos

Un estudio elaborado por elCentro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (Ciberer) y elHospital de Sant Pau ha demostrado por primera vez en humanos que un exceso de lahormona del estrés -cortisol- provoca unapérdida de memoria.

La investigadoraEugenia Resmini ha explicado que el estudio se ha basado en resonancias magnéticas a pacientes consíndrome de Cushing, una enfermedad rara en la que el propio cuerpo genera un exceso de cortisol.

Aunque en principio los pacientes ya estaban curados, los investigadores han descubierto que se había reducido lamateria gris en la zona del hipocampo del cerebro, lo que ocasionaba las pérdidas de memoria.

Materia gris dañada

Esta disfunción neuronal se explica porque, por un lado, disminuye el metabolito N-acetilaspartato, lo que indica que la materia gris está dañada, al tiempo que aumentan las sustancias glutamato y glutamina, que demuestran que, en cambio, crece la materia blanca del cerebro, como un mecanismo compensatorio.

El hecho de que los pacientes estuviesen ya curados demuestra que el daño causado por el exceso de la hormona del estrés es irreversible, ha explicado Resmimi, quien ha apuntado que el estudio abre nuevas vías de investigación como, por ejemplo, comprobar los daños que genera el estrés crónico diario.

Primera investigación en humanos

Asimismo, ha señalado que sería útil hacer un seguimiento de los pacientes que se tratan con altas dosis de fármacos glucocorticoides, como la cortisona, ya que son antiinflamatorios que imitan la acción del cortisol, la hormona del estrés.

Noticias relacionadas

El estudio, que se ha presentado en el Congreso Europeo de Endocrinología celebrado del 27 de abril al 1 de mayo, se ha basado en el estudio de 18 pacientes con síndrome de Cushing y 18 personas sanas como grupo de control.

La relación entre la hormona del estrés y la pérdida de memoria se había estudiado en animales, pero hasta ahora no había ninguna investigación basada en humanos que probase esta relación.