Obama lanza la iniciativa para hacer un mapa de la actividad del cerebro

El español Rafael Yuste, neurocientífico en la Universidad de Columbia, es uno de los padres del proyecto

El presidente de EEUU, en la presentación del proyecto neurocientífico.

El presidente de EEUU, en la presentación del proyecto neurocientífico. / JASON REED (Reuters)

2
Se lee en minutos
IDOYA NOAIN / Nueva York

Barack Obamalo mencionó en febrero en su discurso del Estado de la Unión y este martes lo ha anunciado oficialmente: Estados Unidos se embarcará en un proyecto de investigación para tratar de trazar un mapa de toda laactividad cerebral, la última gran frontera de la ciencia. La iniciativa pretende desarrollar la tecnología necesaria para elaborar ese mapa, que abriría camino para entender y tratar enfermedades como elparkinson, elalzheimer, laesquizofrenia, laepilepsiao elautismo.

“Como humanos podemos identificar galaxias a años luz de distancia, podemos estudiar partículas más pequeñas que un átomo, pero aún no hemos descubierto el misterio de esos 1,3 kilos de materia que se alojan entre nuestras orejas”, ha dicho Obama en la presentación de la iniciativa BRAIN (cerebro en inglés y también acrónimo en inglés del proyecto bautizado Investigación del cerebro a través del avance de neurotecnologías innovadoras).

100 millones de dólares

El presidente estadounidense ha anunciado que su propuesta presupuestaria, que presentará en los próximos días, incluirá una partida inicial de 100 millones de dólares (unos 78 millones de euros) para lanzar el proyecto, que pretende ser una colaboración entre entidades públicas y privadas. Obama, que pone la iniciativa en una perspectiva económica y ha asegurado que “las ideas son lo que mueve la economía” estadounidense, ha reiterado la comparación del proyecto con el del Genoma Humano, una investigación a la que se dedicaron 3.000 millones de dólares en una década y que dejó a EEUU beneficios de 140 dólares por cada dólar invertido.

En el origen de la idea de identificar la actividad y el funcionamiento de los circuitos que vinculan los 100.000 millones de neuronas (cada una con 10.000 conexiones) está un neurocientífico español,Rafael Yuste, académico en la Universidad de Columbia y padre del calcium imaging, una de las técnicas de neuroimagen que hasta el momento más han permitido avanzar en la investigación en este campo. Fue en una reunión de neurocientíficos en el Reino Unido en el 2011 cuando Yuste planteó la ambiciosa iniciativa, que pronto atrajo el interés de la Casa Blanca.

En una entrevista reciente con EL PERIÓDICO en su laboratorio en Columbia, Yuste hablaba entusiasmado de una “revolución en ciernes” para una ciencia, la neurobiología, aún “en pañales” y cuyos avances serán extremadamente valiosos. “Todo lo que somos está ahí dentro”, aseguraba Yuste.

Retos éticos

Noticias relacionadas

La iniciativa plantea retos éticos, como asegurarse de que los descubrimientos no abren la puerta a la manipulación mental, y Obama ha anunciado que se pondrá en marcha un panel de expertos para abordar esos retos. Y en la entrevista Yuste explicaba, por ejemplo, que en sus reuniones con agencias públicas implicadas, entre las que figura la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa, sus representantes inistían en que hay que evitar cualquier mención del control mental.

El proyecto estadounidense irá en paralelo a uno ya en marcha europeo que pretende crear un cerebro artificial que replique el humano. Yuste asegura que no son iniciativas contrapuestas sino complementarias.