La próxima ronda española

La Vuelta 2023 atravesará el corazón de Barcelona

  • La prueba ciclista parte el año que viene de la capital catalana desde el mismo lugar donde se dará la salida a la Copa América 2024.

  • Los corredores pasarán por la Sagrada Família, la Torre Agbar y La Pedrera, junto a otros monumentos de la ciudad, con 14 kilómetros y cuatro distritos.

David Escudé, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Barcelona, en la rampa de salida de la Vuelta 2022, en Utrecht.

David Escudé, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Barcelona, en la rampa de salida de la Vuelta 2022, en Utrecht. / S. L- E.

3
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

Barcelona acogerá el 26 de agosto de 2023 la salida oficial de la Vuelta con una etapa que será un homenaje a los monumentos más emblemáticos de la capital catalana y al corazón de los Juegos Olímpicos de 1992, en su 31º aniversario. La primera etapa de la próxima ronda española será una contrarreloj por equipos de 14 kilómetros que pasará por edificios tan barceloneses como la Torre Agbar, la Sagrada Família o La Pedrera y recorrerá cuatro distritos de la ciudad.

Este viernes, en Utrecht, donde empieza la Vuelta 2022, Barcelona recogió el testigo de la ciudad neerlandesa para acoger la gran salida de la prueba ciclista dentro de 12 meses. David Escudé, concejal de deportes de la capital catalana, descubrió los primeros pormenores de una etapa que pretende “acercar el ciclismo a la ciudadanía y al turismo” con la intención de que miles de personas puedan seguir en vivo y en directo el desarrollo de la primera etapa, siempre de forma gratuita, en calles de los distritos de Sant Martí, Ciutat Vella, Eixample y Sants. En los próximos meses se irán descubriendo más secretos de los lugares escogidos para realizar, por ejemplo, la presentación oficial de equipos, el jueves 24 de agosto, y el punto exacto de donde partirá y llegará la primera etapa, así como la meta de la segunda etapa que saldrá de un municipio barcelonés todavía por decidir.

El Pabelló Blau

Lo que sí se adelantó en Utrecht es que la salida de la primera etapa de la Vuelta 2023 será en el punto de partida de la Copa América, que se celebra un año más tarde en Barcelona. “Se aprovechará la Vuelta para presentar el escenario principal de la Copa América”, indicó Escudé, que oficializó como el Pabelló Blau, es decir el litoral barcelonés, la zona escogida para iniciar la próxima ronda española.

El recorrido de 14 kilómetros ya está plenamente diseñado. La Vuelta solicitó a Barcelona que se evitasen los polígonos industriales, donde siempre es más fácil controlar el tráfico ya que provocan menos problemas a la Guardia Urbana, para que los ciclistas pasasen por las zonas más conocidas de la ciudad.

Así, desde el mar, los corredores se dirigirán a la calle de Marina para pasar junto al Teatre Nacional de Catalunya y L'Auditori antes de buscar el Arc del Triomf y desde allí ir hacia la Torre Agbar, a continuación el Poblenou, la calle de Guipúzcoa y luego la de Aragó para girar hacia la calle de Mallorca con el fin de encontrar la Sagrada Família.

Montjuïc

Una vez los corredores superen la famosa basílica de Antoni Gaudí irán a la Diagonal hasta el Paseo de Gràcia para encontrarse con La Pedrera antes de regresar de nuevo a la calle de Aragó hasta el final para bajar hacia plaza de Espanya, la avenida de Maria Cristina y finalizar junto a las Fonts de Montjuïc.

“Queremos, lo primero, recuperar el espíritu de la Barcelona de 1992 y acercar la Vuelta a la ciudadanía. Por eso, no hemos querido dejar la carrera solo en Montjuïc, o pisar exclusivamente el Eixample, y la hemos llevado por el máximo de distritos que nos permitían los kilómetros escogidos”, recalcó Escudé en Utrecht. De este modo, Catalunya volverá a albergar la ronda española después de tres años de ausencia.

La colaboración del Barça

Para que todo salga bien ya se ha hablado con el FC Barcelona a fin de que solicite a laLiga jugar como visitante ese fin de semana. Según explicaron los responsables municipales desplazados a los Países Bajos, el club azulgrana se ha comprometido y ha aceptado disputar el partido que le corresponda dentro de un año lejos de la capital catalana.

Entremedio hay unas elecciones municipales, el próximo mes de mayo, pero sea cual sea el resultado no va influir en la salida de la Vuelta. “Nunca me he encontrado -asegura Javier Guillén, director de la Vuelta a este diario-, con problemas en ayuntamientos catalanes y hemos salido o llegado a ciudades como Valls o Igualada”, municipios que están bajo administración nacionalista.

Noticias relacionadas

La organización barcelonesa de la salida de la Vuelta 2023 también está estudiando la posibilidad de montar una plataforma marítima para que sea el punto de partida de la contrarreloj por equipos. Lo que sí está claro es que la segunda etapa finalizará en Montjuïc, cerca del Estadi Olímpic, donde el Barça ya jugará sus partidos por las obras del Camp Nou (de ahí que se haya hablado con el club) y que al tercer día la ronda española abandonará Catalunya. Andorra podría ser el destino.