Ciclismo

El Dauphiné ya mira a los Alpes con Van Aert de líder

Este sábado se disputa la etapa reina con las ascensiones al Galibier y la Croix de Fer

El equipo Jumbo tira del pelotón durante la sexta etapa del Dauphiné.

El equipo Jumbo tira del pelotón durante la sexta etapa del Dauphiné. / ASO/Aurélien Vialatte

1
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

El Critérium del Dauphiné afronta este fin de semana su parte final y decisiva con una visita relámpago a los territorios de su prueba madre, el Tour, que ya está a la vuelta de la esquina. Este sábado la prueba francesa afronta la etapa reina con una subida a dos de los grandes colosos de la cordillera alpina, el Galibier y la Croix de Fer. Y lo hará con Wout van Aert instalado en la primera plaza de la general y con su compañero y aparente jefe de filas, Primoz Roglic, como máximo aspirante a la victoria final.

Los Alpes servirán sábado y domingo para que los corredores que afrontan el Dauphiné como banco de pruebas de cada al Tour, entre ellos Enric Mas, midan y comprueben sus fuerzas de cara a un examen importantísimo con el ojo puesto en la Grande Boucle. Lo harán después de que la sexta etapa, disputada este viernes, se decidiera entre los componentes de una fuga consentida y la consiguiente victoria del corredor francés Valentin Ferron.

Noticias relacionadas

El día no comenzó bien para los intereses del ciclismo español puesto que Juan Ayuso, de 19 años y uno de los corredores con mejor futuro, amaneció con fiebre y problemas gastrointestinales, por lo que tuvo que abandonar la carrera cuando ocupaba la octava plaza de la general. Enric Mas ascendió una plaza y ahora es el 12º de la tabla, aunque con todo a decidir por la dureza de las dos jornadas finales.

Este sábado la séptima etapa, de corto recorrido, se presenta con solo 137 kilómetros, aunque será un continuo subir y bajar puertos con los mencionados Galibier y Croix de Fer y la ascensión final a Vaujany. El domingo, el ganador definitivo se decidirá en 137,5 kilómetros y las subidas a Plainpalais, la más famosa Colombière y el Plateau de Solaison donde estará la última meta (por Teledeporte y Eurosport).