Dos fenómenos

Van der Poel y Van Aert, los millonarios del ciclocrós

Las dos estrellas del barro pueden percibir en carreras de Flandes hasta 30.000 euros solo por tomar la salida

Mathieu van der Poel, con el jersey arcoíris como campeón del mundo de ciclocrós.

Mathieu van der Poel, con el jersey arcoíris como campeón del mundo de ciclocrós. / ALPECIN-FENIX TEAM

3
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

Mathieu van der Poel y Wout van Aert son los ciclistas que todo el mundo quiere en sus carreras, los que adornarán las clásicas sobre la ruta de la próxima primavera y los ‘dioses’ actuales del ciclocrós, una modalidad ciclista que se disputa sobre el barro y la arena, que prácticamente pasa desapercibida en España, pero que en Flandes reúne a tanta o más gente en las gradas que cualquier partido de fútbol. Más de 100.000 personas se pueden dar cita en un Mundial de la especialidad y cifras siempre superiores a loas 20 o 30.000 personas en carreras de un solo día de la Copa del Mundo donde se cobra entrada a los espectadores y donde, antes de la pandemia (el año pasado la competición se disputó a puerta cerrada), se consumían grandes cantidades de cervezas o bocadillos.

Oficialmente los corredores que participan en Copa del Mundo, competición que se inició en octubre y que finalizará en enero, solo acuden por los premios que reparte la organización, con 5.000 euros de recompensa para el vencedor, pero el secreto a voces, según han publicado esta semana diversos medios belgas y neerlandeses, son las cifras que Van der Poel y Van Aert perciben solo de salida: entre 20.000 y 30.000 euros, unas cantidades que se redondean al máximo con los extras que cualquiera de los dos obtiene a nivel de publicidad.

"Salen en los espots televisivos, en los anuncios de prensa, acuden a las galas, tienen contratos privados, todo el mundo los quiere, no solo en las pruebas de la Copa del Mundo, sino en galas privadas", cuenta Nico van Looy, periodista especializado en ciclocrós.

Ya en 2017 Van Aert (27 años en la actualidad), por aquella época mucho más relevante que Van der Poel (26 años), mucho antes de dedicarse a la carretera, percibía en la temporada de ciclocrós un millón de euros de ganancia. Estas cantidades han ido aumentando, entre otras cosas porque desde 2014 entre ellos dos han ganado todos los campeonatos del mundo de la especialidad: tres títulos mundiales para el flamenco y cuatro para el neerlandés.

Pero es que, además, son la salsa del ciclismo de carretera con duelos entre ellos en cualquier clásica, una confrontación que llegó incluso al Tour este verano. Van der Poel fue el gran animador durante la primera semana de carrera, hasta el punto de que cuando dejó la ronda francesa ya no volvió a ser la misma ganándose hasta algunas críticas de compañeros por llevarlos al límite en la fase inicial de la prueba y luego irse para preparar los Juegos de Tokio donde se dio un gran leñazo en la carrera de ciclismo de montaña que aspiraba a ganar.

Pero es que cuando Van der Poel, el nieto de Poulidor, el que se vistió con el jersey amarillo que nunca llevó su abuelo, se marchó Van Aert despertó. Y lo hizo en todos los terrenos: ganó la etapa del Ventoux, la contrarreloj final y el esprint de los Campos Elíseos.

A Van der Poel y Van Aert los citan en las carreras de ciclocrós como los 'pavos' que todos se querrían comer por Navidad. Sin ellos las pedaladas sobre el barro no son las mismas. Y, de hecho, tampoco, sobre el asfalto cuando los neumáticos de las bicis se hagan más estrechos y con menos taco en las gomas.

Palmáres de Van der Poel:

Ha sido cuatro veces campeón del mundo de ciclocrós y dos veces campeón del mundo júnior de la especialidad. También se proclamó campeón del mundo en ruta y dos veces campeón de los Países Bajos. Entre otras carreras ha ganado la Amstel Gold Race, el Tour de Flandes, la Strade Bianche y una etapa del Tour con recompensa de jersey amarillo. Ha sido también campeón europeo de 'mountain bike'.

Noticias relacionadas

Palmarés de Van Aert:

Ha sido tres veces campeón del mundo de ciclocrós y una vez campeón del mundo sub 23. En ruta ha ganado la Strade Bianche, la Amstel Gold Race, la Milán- San Remo, dos veces campeón belga, dos veces subcampeón del mundo de contrarreloj y una vez subcampeón del mundo de ruta con seis victorias de etapa en el Tour.