Presentación de la ronda francesa

El Tour 2022 durará "cuatro semanas"

  • La prueba equipara a los ciclistas de ambos sexos para dar solemnidad al nacimiento de la carrera femenina que se iniciará en París para 'alargar' ocho días la competición.

  • Dos llegadas en alto en los Alpes, otras dos en los Pirineos, 20 kilómetros de adoquines, un tramo de tierra en la Planche des Belles Filles, el viento en el puente del Grand Belt danés y la contrarreloj final de 40 kilómetros, grandes alicientes de la prueba.

El Tour 2022 durará "cuatro semanas"
3
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

El Tour de 2022 durará por primera vez en la historia “cuatro semanas”; las tres tradicionales dedicadas al ciclismo masculino y una extra que tendrá al femenino como protagonista de la carrera, según las palabras pronunciadas este jueves en París por Christian Prudhomme, máximo responsable de la prueba, durante la solemne presentación de la próxima edición de una ronda francesa especial y que quiere impulsar al máximo el papel de la mujer sobre la bicicleta. "Se podían organizar carreras pero había que dar impulso mediático", añadió Prudhomme.

Hombres y mujeres compartirán patrocinadores. Ellas y ellos lucirán el jersey amarillo como siempre sucede, la recompensa a liderar el Tour; unas y otros vestirán el verde como el más regular de la carrera, el de lunares que identifica al mejor escalador y el blanco que destaca al más destacado joven menor de 25 años de la prueba.

ESTE ES EL MAPA DEL TOUR FEMENINO:

De la mano de Marion Rousse, la directora de la prueba femenina, se conoció un trazado exigente, con etapas de hasta 175 kilómetros, con tramos de tierra entre las viñas del champán, con escaladas a los ‘balones’ de los Vosgos (el Grand Ballon y el Ballon de Alsacia) y una etapa final que finalizará en la Planche des Belles Filles, por donde también pasarán los chicos en la séptima etapa de la competición masculina.

100 años más

"Hemos creado un Tour femenino que espero dure 100 años y sea referencia en el mundo", añadió Prudhomme. "Es un honor dar más voz al ciclismo femenino como directora de esta nueva carrera", indicó Marion Rousse.

Ellas saldrán de París el 24 de julio, acompañadas por las cámaras de la televisión francesa para llegar el domingo siguiente (31 de julio) a la Planche des Belles Filles, a partir de ahora la Super Planche des Belles Filles.

Cavendish y Alaphilippe, durante la presentación del Tour en París.

/ LE TOUR

Y ellos, los hombres, en una presentación que contó con la presencia de Tadej Pogacar, el ganador de los dos últimos Tours, viajarán de Copenhague (Dinamarca) a París pasando por Bélgica y Suiza, tal como adelantó este diario. Ellos, los corredores, tendrán tres semanas, entre el 2 y el 24 de julio, para visitar y ascender por los Vosgos, los Alpes, el Macizo Central y los Pirineos, con dos contrarrelojes y cinco llegadas en alto, que serían seis si se considera Mende, como tal, aunque haya un último kilómetro en llano.

Visita real

Con la asistencia en París de Federico de Dinamarca, heredero al trono danés, se reivindicó el peligro que puede comportar el puente del Gran Belt, por el viento en un paso de 16 kilómetros. Y, sobre todo, la que puede ser etapa 'reina' en la sombra, la quinta, la que llevará a los ciclistas de Lille a Arenberg, con 20 kilómetros sobre adoquines, repartidos en 11 sectores, cinco de los cuales nunca han sido transitados ni por el Tour ni por la París-Roubaix.

Noticias relacionadas

Después de escalar la Super Planche des Belles Filles llegará el turno de los Alpes con dos etapas magníficas, dos finales en alto (Granon y Alpe d'Huez) una doble visita al Galibier sin olvidar tampoco el tránsito por el Granon y la Croix de Fer. Los Pirineos, ya en la tercera semana, están llamados a quitar el hipo de los corredores, con otros dos finales programados en una cima (Peyragudes y Hautacam) y las ascensiones por el Aspin, Aubisque y el novedoso Spandelles como un buen sustituto al famoso Tourmalet.

Todo acabará con una contrarreloj de 40 kilómetros antes del paseo final por París y la entrega del testigo a las ciclistas para que sufran y disfruten con ocho días extras de ciclismo al máximo nivel.