Bajas en la carrera

Roglic y Van der Poel abandonan el Tour de Francia

El ciclista esloveno presenta múltiples heridas debido a la caída en la tercera etapa y el neerlandés se va para preparar los Juegos

Primoz Roglic.

Primoz Roglic. / LE TOUR

1
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

Primoz Roglic Mathieu van der Poel no tomaron la salida en la novena etapa del Tour. El ciclista esloveno se encontraba muy tocado a consecuencia de la caída que sufrió el tercer día de carrera y que de hecho había sido la consecuencia de que ya estuviera totalmente desplazado en la clasificación general. No tenía nada que hacer ya en la carrera. Solo sufrir para nada. Y tampoco estaba preparado para ayudar a Jonas Vingegaard en el objetivo de subir al podio de París. Así que el Jumbo comunicó antes de comenzar un día criminal por los Alpes que su jefe de filas, segundo el año pasado, había tomado la decisión de retirarse.

Por su parte el corredor neerlandés, nieto de Raymond Poulidor, perdió el sábado el jersey amarillo por lo que ha decidido centrarse ahora en la preparación de los Juegos de Tokio. Van der Poel aseguró a la televisión francesa después de vestirse de amarillo el primer domingo de carrera que tenía la intención de llegar a París, en el primer Tour que disputaba. Sin embargo, ya se vio el sábado que estaba muy castigado después de haber roto la carrera en la durísima etapa de media montaña del viernes pasado, cuando se escapó y puso la carrera patas arriba.

Noticias relacionadas

El futuro deportivo de Roglic

Según el Jumbo, Roglic presentaba múltiples contusiones en el lado izquierdo del cuerpo y un fuerte golpe en el coxis que le impedían pedalear con normalidad. El viernes ya se descolgó y el sábado, en el estreno alpino, entró de los últimos. Ahora decidirá si acude a los Juegos o se centra en preparar la Vuelta que ha ganado los dos últimos años y donde podría producirse el duelo con Pogacar que no ha podido verse en el Tour por el accidente del mayor de los eslovenos. Van der Poel, por su parte, aspira a ganar la medalla de oro en la prueba de bicicleta de montaña en los Juegos Olímpicos. Ahora tendrá tiempo de aclimatarse tanto a Japón como a una nueva bici y, sobre todo, practicar los aspectos técnicos de la especialidad, que domina al igual que el ciclocrós donde actualmente es el campeón del mundo.